Ford reemplazará 13 millones de neumáticos Firestone

Ford se ha comprometido a reemplazar 13 millones de neumáticos Firestone de sus coches, según dijo ayer el congresista Billy Tauzin tras una audiencia con el presidente de Ford, Jac Nasser, y confirmó éste posteriormente. Es la respuesta de la automovilística a su proveedor Firestone, que el lunes rompió las centenarias relaciones comerciales de ambas empresas. Ford anunció también que provisionaría 2.100 millones de dólares (cerca de 400.000 millones de pesetas).

El presidente de Ford voló ayer a Washington para informar a una comisión del Congreso de EE UU que investiga sobre las responsabilidad de los accidentes del modelo Explorer que han causado la muerte de 174 personas y herido a 700 más. Informes previos a esta reunión indicaban que la intención de Nasser era tratar de obligar a Firestone a cambiar esos 13 millones de ruedas, pero en una rueda de prensa posterior, Nasser confirmó lo anticipado por Tauzin y dijo que Ford reemplazaría los 13 millones de neumáticos Wilderness AT, que Ford ha equipado en diferentes modelos, no sólo el Explorer.

El presidente de Ford informó también que la ocmpañía provisionaría contra los resultados del segundo trimestre 2.100 millones de dólares (400.000 millones de pesetas) para cubrir los costes.

El preisdente de la japonesa Bridgestone, matriz de Firestone, Shigeo Watanabe, dijo el lunes que sólo cambiaría estas ruedas si le obligaba la Nhtsa (autoridad oficial de seguridad vial). "No lo haremos si Ford nos lo pide, pero si nos fuerzan a hacerlo la existencia de Firestone estaría amenazada", dijo Watanabe. El año pasado, Firestone reemplazó 6,5 millones de neumáticos de los Explorer.

Algunos analistas señalan que la finalización de relaciones por parte de Firestone fue forzada por los rumores que apuntaban a que desde la automovilística se iba a obligar a su proveedor a una segunda y gravosa campaña de reemplazo de ruedas. Antes de que esto sucediera, el lunes formalizó la ruptura de relaciones mediante una dura carta de John Lampe, presidente de Firestone, a Ford.

Relaciones centenarias

Henry Ford y Harvey Firestone se conocieron en 1895, antes de fundar sus negocios. Firestone Tire & Rubber Co. nació en 1900 y Ford, su fábrica de coches, en 1903. Tres años más tarde sellaron un pacto por el que Ford se comprometió a equipar con neumáticos Firestone todos sus Modelo T, el primer coche en fabricarse en cadena.

Las dinastías Ford y Firestone se unieron por lazos de sangre. El consejo de administración del fabricante de vehículos está presidido por William Clay Ford Jr., hijo de William Clay Ford (nieto del fundador) y de Martha Parke Firestone (nieta del pionero de los neumáticos).

La ruptura se produce en un momento comprometido para Ford, que acaba de avisar que retirará 50.000 unidades del nuevo Explorer por posibles fallos en los neumáticos provocados en la cadena de montaje.

De momento, la decisión de Firestone ha abierto varios frentes. En el legal, las oportunidades de las víctimas se multiplican. Los expertos aseguran que no hay nada mejor para los demandantes que una división entre los demandados, máxime cuando éstos no dejan de señalar al otro como culpable. Actualmente hay cerca de 500 demandas contra ambas compañías, que ya han cerrado algunos acuerdos prejudiciales.

En el otro frente, Firestone, proveedor del 45% de los neumáticos de Ford, perderá el 5% de sus ventas anuales, y Bridgestone, el 2%. Para Ford el problema es conseguir proveedores. Ni Michelin ni Goodyear buscan aumentar sus ventas con Ford y además esta última anunció ayer que subía los precios.