Endesa valora en 800.000 millones la plusvalía de su inversión en Auna

Endesa tiene perfiladas dos operaciones que le proporcionarán fondos para reducir deuda y subvencionar su plan de inversiones. La salida a Bolsa del holding de telecomunicaciones Auna es una prioridad para el año 2002 y además cifra en 800.000 millones las plusvalías que obtendría si vendiese la totalidad de su participación en el citado grupo. Asimismo, prevé ingresos por 5.000 millones de euros (832.000 millones de pesetas) por los activos eléctricos que antes de un mes sacará al mercado.

Endesa obtendría plusvalías por 800.000 millones si vendiese su participación del 28% en el holding de telecomunicaciones Auna, manifestó ayer su consejero delegado, Rafael Miranda. Según un estudio realizado por la sociedad PricewaterhouseCoopers, el citado grupo (que controla Amena, Retevisión y varias empresas del cable) tiene una valoración entre 15.000 y 20.000 millones de euros (entre 2,5 y 3,3 billones de pesetas). Miranda, quien subrayó que considera que el valor del grupo es incluso superior a la cifra más elevada de ese informe, añadió que la prioridad es su salida a Bolsa el próximo año, con la colocación entre inversores particulares de cerca del 30% del capital.

Para que se produzca esa operación es preciso que la apoyen dos de los tres socios de referencia, y Endesa considera que contará con el respaldo de Fenosa, por lo que Auna podría salir a los mercados bursátiles aunque Telecom Italia estuviese en contra. Todavía no se han pactado las participaciones de las que se desprenderán cada uno de los socios de Auna, pero, previsiblemente, el grupo italiano no reduzca su presencia. Endesa contrató al banco de negocios J P Morgan para que pusiera en valor sus participaciones en telecomunicaciones.

Paralelamente, Endesa ultima la constitución de una compañía en la que aglutinará las participaciones eléctricas que va a sacar al mercado, 2.500 megavatios y 500.000 clientes. Y aunque el consejo de administración definirá en un plazo inferior a un mes cuáles serán esos activos, Miranda reconoció que entre las posibilidades que se barajan está la venta de Viesgo (Cantabria).

Pero ya varias empresas europeas y una norteamericana (las alemanas Eon y RWE, y la italiana Enel, entre ellas, según fuentes del sector) se han interesado por su adquisición que tendrá una cuota del 5% del mercado eléctrico español. Ferroatlántica también se siente atraída por la operación en el caso de que la compañía a vender sea Viesgo, para unirla a Cantábrico. Asimismo, el presidente de EDP, Francisco Sánchez, manifestó anteayer que analizaría los activos en los que Endesa prevé desinvertir.

No obstante, la operación comienza ahora con el envío del memorándum a los potenciales compradores, que presentarán en principio una oferta no vinculante y se deberán comprometer a guardar confidencialidad. Después se seleccionarán dos o tres candidatos con lo que ya se negociará en firme. Endesa, que quiere descartar compradores que puedan enfrentarse con dificultades con las autoridades de la competencia comunitarias o españolas, tampoco prevé que la desinversión se realice a través de intercambio de activos por ser más compleja. Y, así, prevé vender a quien pague más (unos 5.000 millones de euros) y presente menos problemas.

Dificultades en Europa

Estas operaciones servirán, según Miranda, para reducir deuda y financiar el plan inversor que se eleva a 20.500 millones de euros (3,4 billones de pesetas). Europa sigue siendo una de las piezas centrales de ese programa, con un presupuesto de 5.000 millones de euros. Miranda reconoció que tomar posiciones en el mercado europeo presenta importantes dificultades, y no sólo por los elevados precios, como las que ahora Endesa se enfrenta en Holanda.

En este país, la empresa está a la expectativa de que se concrete la legislación que le impide tomar el control de Remu hasta el año 2004 para tomar una decisión. Polonia es otra de las naciones europeas que analiza el líder eléctrico español. Por el contrario, pese a los importantes movimientos que se registra en él, no está interesada en el mercado británico. Entre 4.000 y 5.000 millones de euros se destinarán a América Latina, prioritariamente a Brasil. También considera tomar posiciones en México y en el sur de Estados Unidos y, a su juicio, es un momento muy adecuado para entrar en ese área geográfica.

Miranda negó cualquier nuevo acercamiento a Iberdrola y añadió que, después de las decisiones tomadas, es necesario saber pasar página.

Respecto a los riesgos de que en España se registren problemas de suministro eléctricos similares a los producidos en el estado de California, el consejero delegado de Endesa señaló que no prevé que sean inmediatos, pero que son precisos incentivos para que las compañías puedan realizar las nuevas inversiones necesarias en generación. Para ello, añadió que las tarifas no deben seguir la actual trayectoria a la baja y que los costes deben ser trasladados a los precios finales.

 

Plan de negocio para transmitir datos y voz por la red eléctrica

Endesa Net Factory, filial del grupo Endesa, prevé tener elaborado en un año un plan de negocio para explotar comercialmente la tecnología PLC (Power Line Communication), que permite la transmisión de voz y datos a través de las líneas eléctricas. Su director general, Ignacio Antoñanzas, manifestó ayer que en unos seis meses estará en marcha una prueba más significativa de esa nueva actividad, con la participación de 10.000 clientes (5.000 en una ciudad española y otros 5.000 en Santiago de Chile).

Pero ya desde el pasado julio, la empresa eléctrica ha realizado dos pruebas piloto, en Barcelona y en Sevilla, con 50 usuarios. Y según los responsables de este proyecto, la transmisión de voz y datos por la red eléctrica ha superado los problemas técnicos iniciales. Con este sistema, según Antoñanzas, "cada enchufe se pude convertir en un punto de conexión para servicios de telecomunicaciones". Igualmente destacó que puede suponer el ahorro de inversiones.

No obstante, para utilizar la red eléctrica de baja tensión para las citadas transmisiones es necesario conectar en los enchufes un terminal que se encuentra en fase de comercialización. Además los cables eléctricos sólo operan para transmitir voz y datos en el trayecto que une las viviendas con los transformadores, mientras que éstos quedarán conectados con las redes de telecomunicaciones.

Rafael Miranda e Ignacio Antoñanzas destacaron que la transmisión por la red eléctrica es más rápida que la tecnología RDSI y resulta competitiva con la ADSL. Las pruebas que se realizan en Barcelona logran velocidades de tres megabits, con tecnología de la empresa suiza Ascom, y ofrece servicios experimentales de Internet por banda ancha. La de Sevilla utiliza tecnología de la compañía española DS2, en la que participa Endesa Net Factory, con la que se consiguen velocidades de 12 megabits.