El PSOE y la Junta de Castilla y León pactan la ley para regular las cajas

La Junta de Castilla y León y el PSOE regional han consensuado el proyecto de Ley de Cajas de la región, que reduce la presencia política y aumenta la social en las asambleas de las entidades.

El presidente de la Junta, Juan Vicente Herrera, y el secretario regional del PSOE, Ángel Villalba, han cerrado este acuerdo que prevé para los impositores un 32% de presencia, frente al 30% que propuso la Junta de Castilla y León; mientras que los ayuntamientos pasarán a tener otro 32% cuando el Ejecutivo propuso un 35% y los socialistas apostaban por un 30%.

De esta forma los tres puntos que pierden los ayuntamientos respecto al proyecto inicial se repartirán entre impositores, que ganan dos, y trabajadores, que pasan del 10% al 11%, mientras que las Cortes regionales continúan con un 15%, las entidades de interés general con un cinco y las fundadoras, con otro cinco, permanecen con el porcentaje establecido en su día por la Consejería de Economía. Con este acuerdo la representación de trabajadores e impositores será del 48% en entidades como Caja Duero y Caja Segovia, y del 43% en Caja España y Caja Ávila, ya que cuentan ambas con entidades fundadoras que suponen otro 5%.

Votaciones por bloque

Según Villalba, "la clave residirá en las entidades de interés general, como las universidades en el caso de que las votaciones fueran por bloque. Villalba anunció que coincide con Herrera en que las entidades de ahorro de la región "puedan integrar y sumar esfuerzos en sus carteras industriales".

La fórmula para integrar estos esfuerzos debe ser decidida por las propias cajas, según Ángel Villalba, que también subrayó que la política expansiva de las cajas no debe producirse en términos de competencia entre ellas.

Herrera también aceptó la petición de IU de sumarse al acuerdo, después de que IU haya condicionado la retirada de la enmienda a la Ley de Cajas a que puedan participar en el diálogo abierto entre PSOE Y PP en esta materia.