INTERNACIONAL

El Banco Mundial reclama más dinero para África

Los Gobiernos de los países africanos están esforzándose en reformar sus economías y sus sistemas políticos, según se recoge en un informe publicado ayer por el Banco Mundial, donde se pide a los países industrializados que recompensen dichos esfuerzos.

Sin embargo, y a pesar de las reformas, las ayudas económicas a estos países han caído significativamente. El informe estima en 19 dólares por habitante la ayuda destinada a África en 1998, una cantidad sensiblemente inferior a los 32 dólares por habitante que se otorgaron en 1990. El presidente de la institución, James Wolfensohn, calificó este dato de "dolorosamente irónico". En un comunicado, Wolfensohn dijo que los líderes africanos "han determinado, como nunca hasta hora, dirigir su propio renacimiento, pero necesitan un aumento de la ayuda al desarrollo para soportar esas reformas y acceder a los mercados de los países desarrollados".

El Banco pone de ejemplos a Ghana y Uganda, países que han iniciado y mantenido con éxito reformas estructurales y económicas, apoyadas por la ayuda internacional.

En la otra cara de la moneda se encuentran países como Congo o Nigeria, calificados como "no reformistas" por la ausencia de iniciativas para cambiar sus instituciones y sistemas. Según el informe, una vez que se aprecia la intención de acometer reformas, "la ayuda extranjera es muy útil" e impulsa "la reducción de la pobreza".