INTERNACIONAL

Japón revelará el 10 de abril un programa para intentar superar la crisis económica

El ministro de Economía de Japón, Taro Aso, anunció ayer que el Gobierno prepara un plan de emergencia para reactivar la economía del país, que se conocerá el 10 de abril.

"Queremos tener este paquete de emergencia para el 10 de abril", dijo Aso durante una rueda de prensa.

Mientras tanto, desde Washington, el secretario del Tesoro de Estados Unidos, Paul O'Neill, pedía al Gobierno japonés que haga un mayor esfuerzo para sacar a su economía del marasmo. "Ellos necesitan dar a sus activos básicos el valor real corriente, el valor que se corresponde con sus resultados actuales", señaló O'Neill.

A su juicio, la otra cuestión clave que debe acometer Japón es la de abrir su economía y colocar sus precios en línea con "los precios internacionales". En realidad, el nuevo secretario del Tesoro no ha hecho más que recordar los consejos que, año tras año, realizaba la anterior Administración del presidente Bill Clinton.

Por su parte, Aso explicó que el plan que están elaborando incluye medidas para aumentar la liquidez para el mercado inmobiliario, así como propuestas para que los abultados créditos incobrables de los bancos puedan ser borrados en un plazo de seis meses. La cuantía de esos préstamos asciende a unos 261.000 millones de yenes, en tanto que la deuda pública representa el 130% del PIB japonés.

Pero Aso no se arriesgó a dar un plazo para la superación del problema de los créditos bancarios. "La economía podría recuperarse en un plazo de tres años si tomamos las medidas apropiadas", dijo.

En el mismo sentido opinó ayer el ministro de Finanzas, Kiichi Miyazawa, quien corrigió a uno de sus colaboradores que había pronosticado un crecimiento del 3% para este año. "Si el consumo repunta, podría ser posible ese crecimiento. Pero yo no lo sé", admitió Miyazawa.

Los datos, sin embargo, no apuntan en esa dirección. A contramano de estas esperanzas, las ventas combinadas, mayoristas y minoristas, cayeron un 1,2% en febrero.