El precio del petróleo alivia el déficit comercial de enero, que sube un 10%

El déficit comercial creció sólo un 10,2% en enero, aliviado por la caída de los precios del petróleo que contrarrestó la fuerte aceleración real de las importaciones. La exportación mejora un 19,8% y mantiene su alto nivel de crecimiento.

El saldo de la balanza comercial mantuvo en enero la tendencia de fuerte desaceleración del déficit iniciada en el último cuatrimestre de 2000 y que en el último mes se vio, además, favorecido por la fuerte reducción que el precio del petróleo registró en los mercados internacionales en diciembre y por la comparación con los pobres resultados de enero de 2000.

La conjunción de estos dos factores, junto a la continuidad en el alto nivel de actividad de las exportaciones, que crecieron hasta 1,64 billones de pesetas, un 19,8% más que en el mismo mes del año anterior y 2,4 puntos por encima del aumento de la importación, situó el déficit comercial de enero en 491.556 millones de pesetas, que suponen un crecimiento interanual del 10,2%, similar al registrado en diciembre y muy inferior a la media del 20,7% del último trimestre.

También la tasa de crecimiento de la exportación supera en un 1,6% el promedio octubre-diciembre de 2000, en datos desestacionalizados. Mientras que las importaciones, que alcanzaron los 2,13 billones, aumentaron un 17,4% nominal, aunque en términos reales, descontado el efecto de los precios, el incremento fue del 15,6%, lo que supone una fuerte recuperación tras cuatro meses de continuada ralentización.

En concreto, los datos adelantados ayer por la Secretaría de Estado de Comercio muestran cómo los precios de las importaciones se desaceleraron fuertemente al situar su tasa de crecimiento interanual en el 1,6%, frente al 14,6% del cuarto trimestre del año pasado, siendo la subida de un 7,2% para las compras energéticas, sensiblemente inferior al 54,7% de incremento del valor de estas últimas entre octubre y diciembre de 2000.

Mejora la cobertura

El índice de precios de las exportaciones registró un aumento interanual del 4,1%, lo que supone también una desaceleración respecto a los citados meses del último ejercicio, en que se situó en torno al 7%. Deduciendo de la tasa de crecimiento nominal el aumento de los precios, el avance real de las ventas en el exterior queda en el 15%, superando en cinco puntos porcentuales las previsiones de crecimiento del comercio mundial, que la mayoría de los organismos internacionales estiman se situará en tasas próximas al 10%.

Los resultados del comercio exterior en enero de 2001 permiten, igualmente, una recuperación en la tasa de cobertura de la exportación sobre la importación, que se sitúa en el 77%, casi tres puntos superior a la de cierre del año 2000 y que mejora en 1,5 puntos porcentuales la de enero del pasado año.

Responsables del Ministerio de Economía interpretan este fuerte dinamismo de las compras y las ventas en el exterior como síntoma "indicativo de un buen tono de la actividad y la demanda de la economía española en el primer mes del año".

La intensificación del crecimiento es prácticamente general para todo tipo de productos tanto en las exportaciones como en las importaciones. En el caso de las ventas, el automóvil aparece como el sector más dinámico en enero, con un incremento del 34,2%, impulsado por las exportaciones de automóviles y motos, que crecen un 48,5%, frente al modesto 6,5% en que lo hace el sector auxiliar de componentes.

Otros sectores con fuertes crecimientos interanuales de la exportación son los productos energéticos, con un 28,8%; la manufacturas de consumo, con un 20,7%, y los bienes de equipo, con el 20,5%. La alimentación, con una subida del 10%, se mantiene en tasas similares al 10,3% de media de 2000.

En el capítulo de las importaciones destacan las importantes subidas de las compras de bienes de consumo, tanto las manufacturas como los automóviles, que crecen un 27,2% y un 22,2%, respectivamente; mientras que el incremento de las compras energéticas es sólo del 13,5%, frente al 94% de subida para el conjunto del año 2000.

 

Recuperación de las ventas en América Latina

El desglose de las exportaciones españolas por áreas de destino mantuvo en enero la tendencia seguida en el ejercicio de 2000, con una mayor crecimiento de las ventas a países no comunitarios, que suben un 34,7% frente al 14,4% en que lo hacen las dirigidas a los mercados de la UE.

Dentro de estos últimos, que acaparan el 60% de nuestra exportación global, destacan los crecimientos en Italia y Austria, con un 24,4% y un 21,6%, respectivamente; mientras que se mantienen en buenos niveles los envíos a Francia (15%), Países Bajos (14,6%) y Alemania (14,8%).

Fuera de la Unión Europea, el hecho más relevante es la recuperación que apuntan los mercados de América Latina, con un aumento del 52,2% para la exportación al global de la región, y con subidas importantes en los tres mercados principales: Argentina (28%), Brasil (65,3%) y México (135,3%), manteniendo el país azteca el alto nivel de dinamismo en sus compras hacia España que le caracterizó durante el ejercicio de 2000.

También son importantes los crecimientos de la exportación hacia Europa central y oriental (47,2%) y Asia (32,5%). En esta última región las subidas son significativas en los principales mercados, con tasas del 30,1% en China, 19,1% en Japón y 36,8% en los llamados tigres del sureste asiático.

Por contra se observa una ralentización de las exportaciones a EE UU, que crecen un 9,8% (el promedio de 2000 fue del 32%) al reflejar los datos de enero una recuperación del euro frente al dólar.