TRIBUNALES

Los juzgados catalanes redujeron el número de causas pendientes

El presidente del Tribunal Superior de Justicia de Cataluña (TSJC), Guillem Vidal, presentó ayer la memoria de los órganos jurisdiccionales de 2000 de Cataluña. Vidal destacó que a finales del año pasado los juzgados catalanes tenían 10.000 asuntos pendientes menos respecto al año 1999.

El presidente del TSJC atribuyó este descenso a la creación y puesta en funcionamiento de nuevos órganos judiciales, "que han representado una disminución de la carga competencial".

En este sentido, señaló que la Sala de lo Contencioso-Administrativo del TSJC redujo en 5.000 los asuntos pendientes, "aunque tiene una sobrecarga competencial importante porque le quedan 30.000 asuntos". Según la memoria, "se ha rebajado el índice de entrada y se ha mantenido el nivel de resoluciones". La Audiencia de Barcelona rebajó 2.000 asuntos pendientes por la creación del cuarto magistrado en las secciones civiles y penales.