La constructora Holzmann registró unas pérdidas de 8.319 millones

La constructora alemana Holzmann, que se salvó de la quiebra a finales de 1999, no logró equilibrar sus cuentas y registró en 2000 unas pérdidas de 50 millones de euros (8.319 millones de pesetas), según se conoció ayer. Ello, en buena parte, obedeció a la crisis del sector de la construcción en Alemania, donde la facturación cayó un 7%. La facturación total, por contra, aumentó un 5%, hasta 6.600 millones de euros (un billón de pesetas) ayudada por el buen desarrollo del negocio en el extranjero (+17%).