Negociaciones con Amena para dar servicio de telefonía en tres meses

Xfera, la operadora de móviles adjudicataria de una de las licencias de telefonía celular según el estándar UMTS, mantiene negociaciones intensas con su competidora Amena (empresa del Grupo Auna que posee una licencia de GSM 1800 y otra de UMTS). El objetivo es lograr un acuerdo para que la empresa que lidera ACS pueda comenzar a prestar servicios de GPRS (una tecnología intermedia entre GSM y UMTS) antes del verano.

Aunque el Gobierno mantiene la exigencia de iniciar los servicios de UMTS el próximo 1 de agosto, la dirección de Xfera trabaja sobre la hipótesis de que esta fecha no se va a cumplir, entre otras razones, porque no existen terminales con capacidad multimedia. En este contexto, Xfera pretende comenzar a conseguir clientes lo antes posible, aunque se vea obligada a retrasar entre seis meses y una año el uso de la licencia UMTS que se adjudicó por concurso.

Fuentes cercanas a Amena negaron que se haya conseguido firmar un preacuerdo en estas negociaciones. Sin embargo, reconocieron que pueden estar interesados en una operación de este tipo ya que "necesitamos rentabilizar cuanto antes una inversión en red que nos ha costado más de 300.000 millones de pesetas".

Las mismas fuentes tuvieron interés en recalcar que un posible acuerdo con Xfera se encuentra con un problema adicional, ya que Amena tiene graves carencias en este momento de disponibilidad de espacio radioeléctrico. "Mientras que Telefónica Móviles y Airtel cuentan con el colchón de las frecuencias de 900, nosotros solo disponemos de 1800".