Cascos defiende los incentivos fiscales de las empresas de autopistas

El ministro de Fomento, Francisco Álvarez Cascos, apostó ayer por mantener las bonificaciones fiscales que contempla la Ley de Autopistas de 1979 con el fin de asegurar el equilibrio económico y financiero de las empresas privadas que gestionan y explotan estas vías. El mantenimiento de dichos incentivos supone, en opinión del Ministerio de Fomento, un revulsivo para la financiación privada de la construcción de infraestructuras de interés general, informa Europa Press. Álvarez Cascos aseguró que en la actualidad no existen más bonificaciones fiscales que las reconocidas a las sociedades concesionarias en virtud de la citada ley.