COMERCIO EXTERIOR

La exportación de calzado creció un 6% en 2000 y logra un nuevo récord

La exportación española de calzado aumentó un 5,8% durante el ejercicio de 2000, hasta 326.263,6 millones de pesetas, que suponen un nuevo máximo histórico, superando el récord de 1998.

La estrategia de la Federación de Industrias del Calzado Español (FICE) para competir en el mercado mundial con calidad, moda y respuesta rápida, y no por precio, ha permitido a este sector (el quinto entre los grandes exportadores españoles) no sólo recuperar la tendencia de crecimiento en el valor sus ventas exteriores, tras la caída de 1999, sino también alcanzar un nuevo máximo histórico durante el año 2000.

Se trata de "exportar cada vez más en valor, con un precio medio cada vez más alto", afirma el presidente de FICE, Rafael Calvo. Y los resultados no pueden ser más positivos. Unos ingresos por exportación de 326.263,6 millones de pesetas en el último ejercicio, un 5,8% más que en 1999, y que superan en más de 9.000 millones el récord alcanzado en 1998.

Es por ello que la ligera caída del 1,4% de las ventas en volumen (141,7 millones de pares) no preocupa a los responsables del sector, que incluso la esperaban, porque, como explica Rafael Calvo, "hablar de pares, cuando la inflación está controlada y nuestro objetivo es vender calidad media y media alta, no es representativo".

A este respecto recuerda el ejemplo de Marruecos, cuya exportación ha crecido en pares un 229,8%, pero con un precio medio de 607 pesetas, mientras que el precio medio del zapato español de exportación se ha situado ya en las 2.302 pesetas, frente a las 2.141 pesetas del año 1999.

"Por precio nunca podremos competir con países en los que la mano de obra es infinitamente más barata que en un país desarrollado como el nuestro" añade Rafael Calvo, quien, sin embargo, admite que el aumento de los precios ha podido influir en la caída de las ventas en Alemania, el primer destino del calzado español en pares, que fue de un 11,8% en 2000, hasta 51.096 millones de pesetas.

La caída en Alemania se ha compensado por los aumentos de Francia, que con 58.625 millones de pesetas (+16,8%) se sitúa como el primer cliente español; y de EE UU, que supera también a Alemania al totalizar 57.683 millones de pesetas (+13,8%).

La influencia de la debilidad del euro frente al dólar en la recuperación del mercado de EE UU ha sido "mínima" según Calvo, "pues nuestros competidores italianos y portugueses también se han beneficiado de este efecto".

 

1.000 millones para promoción exterior este año

Recuperar Alemania y seguir ganando en gama alta. æpermil;stos son los dos objetivos esenciales del Plan de Promoción Exterior del Calzado para el año 2001, acordado entre FICE y el Instituto Español de Comercio Exterior (Icex) y que contará con un presupuesto de inversión de 1.000 millones de pesetas.

"La escasez de incentivos empresariales y la insuficiente ayuda de la Administración nos impiden plantearnos abrir nuevos mercados" señala Rafael Calvo, quien destaca que con este presupuesto el calzado español acudirá a 22 ferias internacionales y organizará seis misiones comerciales directas a Austria, China, Corea del Sur, Taiwan, Canadá, Tailandia y Filipinas.

El presidente de FICE destaca también como el calzado, además de su potencial exportador, es también uno de los sectores industriales con mejores resultados en su balanza comercial exterior, que en el ejercicio de 2000 arrojó un saldo positivo de 214.796,3 millones de pesetas, al alcanzar la factura por importaciones 80.090,2 millones, con un crecimiento del 8% respecto a 1999 y con una cobertura de la exportación sobre la importación del 407%.