El Nasdaq arrastra en su caída los mercados europeos

No consiguen levantar cabeza. Las Bolsas europeas, al compás del índice tecnológico estadounidense Nasdaq, registran notables pérdidas en lo que va de año. Sólo Madrid se sitúa en positivo, si bien por poco margen. Telecos y valores tecnológicos han sido los mayores lastres de los índices.

En pocas semanas los mercados europeos han perdido el ánimo con el que comenzaron el ejercicio. Si en el mes de enero los índices registraron notables ganancias, la percepción de que el enfriamiento económico estadounidense es más severo de lo inicialmente previsto, junto a crecientes temores por el endeudamiento de las compañías de telecomunicaciones, ha ahuyentado a los inversores. En lo que va de febrero, la mayoría de los principales índices europeos, a excepción de Madrid, han neutralizado las subidas anuales acumuladas.

Una vez más las plazas financieras de la zona no han sido más que un fiel reflejo del Nasdaq. Si el índice tecnológico estadounidense acumuló en enero un avance del 12,3%, en lo que va de febrero ha perdido cerca del 19%. Desde el comienzo del año, este mercado electrónico retrocede casi el 9% y se encuentra en zona de mínimos de dos años.

En Europa, las pérdidas en febrero abarcan un amplio espectro y van desde el 8% de París y Milán hasta el 1,5% del índice belga, pasando por el 4,5% de Londres y el 3,5% de Francfort. Madrid, por su parte, gana un 4,8%. En el caso del índice Euro Stoxx 50, que integra los 50 valores de la zona euro de mayor capitalización, las pérdidas superan a todos los anteriores, ya que ha acumulado un retroceso del 9,22%.

Orange decepciona

De nuevo los sectores de telecomunicaciones y, en menor medida, de tecnología han estado en el origen de estas pérdidas. A la desconfianza generada por la alta volatilidad de la nueva economía se han unido los crecientes temores a que las operadoras no consigan hacer frente al endeudamiento para el establecimiento de la red de nuevo móvil.

El desastroso estreno de Orange, la filial de telefonía móvil de France Télécom, a comienzos de mes hizo comprobar a las operadoras que financiar la deuda vía colocaciones de filiales no será tan fácil como en principio se esperaba.

Así las cosas, el índice Stoxx de telecomunicaciones ha perdido en el año el 12,5%, tan sólo superado por el Stoxx tecnológico, que retrocede en el periodo el 27,6%. En Estados Unidos, por el contrario, el índice Standard & Poor's sectorial de telecomunicaciones de larga distancia es el que encabeza los ascensos, con un avance del 24%.

Por el contrario, los fabricantes estadounidenses de equipos de comunicación pierden el 30%.