General Dynamics prorroga su oferta para comprar Santa Bárbara

El grupo estadounidense General Dynamics ha prorrogado indefinidamente su oferta de compra sobre la Empresa Nacional Santa Bárbara (ENSB), a pesar de que el plazo oficial del acuerdo de compra suscrito con el Gobierno español vence mañana, 28 de febrero, según afirmó Kendell Pease, portavoz de la compañía, a Europa Press. De esta forma, el Gobierno no habrá de pagar los 400 millones de pesetas de multa previstos en el precontrato en caso de que no vendiera Santa Bárbara a los estadounidenses antes de mañana.

Asimismo, Pease adelantó que General Dynamics "no estudia la posibilidad de romper el acuerdo", por lo que se deduce que, en la actualidad, la decisión de invalidar el acuerdo descansa por completo sobre el Gobierno español.

Añadió que dentro de los términos del pacto firmado el pasado abril entre la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI) y la compañía norteamericana para la compra de Santa Bárbara figura la prolongación del mismo hasta que alguna de las partes decida ponerle fin.

El portavoz confió en que "el Gobierno español apruebe finalmente la compra a corto plazo", sin más precisiones, e insistió en que la compañía norteamericana no contempla otra posibilidad. En cuanto al acuerdo de protección tecnológica entre Santa Bárbara y Krauss Maffei, propietaria para España de la patente del carro de combate Leopard, del que el Gobierno español ha encargado pedidos por valor de más de 300.000 millones, el portavoz dijo que la compañía norteamericana "no necesita en absoluto esta tecnología".

Aseguró que General Dynamics ya ha sellado acuerdos de protección tecnológica con anterioridad sin ningún contratiempo e hizo hincapié en que la empresa de armamento cuenta con su propia tecnología punta, entre la que destaca la del carro de combate Abrams.

Respecto a la retirada de la pugna por Santa Bárbara por parte del consorcio alemán formado por las firmas alemanas Krauss Maffei y Rheinmetall, Pease reiteró que "en la actualidad no existe ningún obstáculo" para la ratificación del acuerdo entre el grupo General Dynamics y la SEPI.

Fuentes gubernamentales confirmaron la semana pasada que, pese a que el consorcio germano no ha retirado formalmente su oferta por Santa Bárbara, Rheinmetall ha perdido interés en la compra, por considerar que las posibilidades de resultar adjudicatario cada vez son menores.