PAÍS VASCO

Sader forma una sociedad conjunta con ACS para la recuperación de envases

El grupo Sader de reciclaje industrial tiene una estrategia de crecimiento que pasa por la alianza puntual con otras corporaciones en determinadas actividades de su sector. Así, el grupo vizcaíno ha creado una sociedad conjunta con Tecmed, filial de Corporación ACS, para la recuperación de envases y embalajes.

La nueva compañía, denominada Interenvases, tiene a Sader como socio mayoritario con el 42,5% del capital, mientras que Tecmed (ACS) participa con el 15% y la compañía catalana Bidones Roma aporta otro 15%. Interenvases nace con una inversión de 400 millones en sus instalaciones de Araia (Álava).

Por otro lado, Sader también ha entrado en el área del reciclaje a medida de las necesidades de una fábrica de automóviles. En este caso su socio es Metales de Navarra. Ambos han constituido al 50% la participada común Econasa, que se ocupa de parte de los residuos generados por la factoría de vehículos de Volkswagen en las proximidades de Pamplona. La inversión para este proyecto es de 200 millones.

Por tanto, Sader suma este año una inversión global de 600 millones en nuevas actividades. En los últimos seis ejercicios, el grupo vasco ha destinado 2.150 millones a su crecimiento. Ahora tiene seis compañías participadas y en 2002 espera constituir otras dos más, en base a su política de alianzas. Su plantilla se ha duplicado en los últimos años, puesto que los gestores de Sader esperan cerrar este ejercicio con un centenar de trabajadores en nómina.

El resto de los negocios de Sader, aparte de los citados, se reparten por el reciclaje en la industria de energía (filial STS) y la recuperación del aceite de automoción (a través de la participada Sogecar, en cuyo capital también están presentes Hidronor y Borg Service). Por último, Cogeneración Zorroza, en la que Sader es accionista al 90%, se dedica a la obtención de energía eléctrica para su consumo interno y la posible venta a terceros.

De todas formas, la sociedad matriz Sader, dedicada al reciclaje industrial tradicional, sigue acaparando el 80% del negocio total del grupo, que este año alcanzará los 2.300 millones. De todas formas, los responsables del grupo vasco quieren que en los próximos años la aportación de la sociedad de cabecera se limite al 50% como máximo, según declararon ayer en Bilbao.