POLÍTICA

El PP vasco propone a Mayor Oreja como candidato a 'lehendakari'

El comité electoral del PP vasco propuso ayer a Jaime Mayor Oreja como candidato a lehendakari, decisión que hoy será ratificada por el comité nacional del partido. El ministro del Interior será sustituido en las próximas horas por alguien que no forma parte del Gobierno, según desveló ayer el titular de Administraciones Públicas, Jesús Posada.

Jaime Mayor Oreja dejará de ser en las próximas horas ministro del Interior para dedicarse por entero a la carrera electoral vasca en una apuesta que desde su partido es considerada de la máxima trascendencia política, incluso a nivel nacional.

Su nominación como candidato a lehendakari fue realizada ayer por el comité electoral del PP vasco, presidido por el delegado del Gobierno, Enrique Villar, y hoy será refrendada por el comité electoral nacional, paso tras el cual José María Aznar tendrá las manos libres para anunciar el nombre del nuevo ministro del Interior.

El titular de Administraciones Públicas, Jesús Posada, hombre de la estrecha confianza del presidente del Gobierno, afirmó ayer que el sustituto de Mayor Oreja procederá de fuera del Gabinete, un hecho que de confirmarse desmentiría los rumores que han circulado días atrás en torno al actual ministro de Justicia, Ángel Acebes.

Según se afirma en fuentes del PP, Acebes es la persona que hubiera preferido Mayor Oreja para sustituirle en Interior. Otros nombres que han circulado con intensidad como candidatos al cargo son los del actual secretario general de Presidencia del Gobierno, Francisco Javier Zarzalejos, y el del responsable de Organización del PP, Pío García Escudero, con quien Aznar ha bromeado sobre esta posibilidad.

Cambios mínimos

Si las previsiones de Posada se cumplen quedaría confirmado también que Aznar no aprovechará el relevo en Interior para cambiar a los ministros que mayor desgaste político acumulan en el Gobierno. El baile ministerial, dijo ayer Posada, sólo afectará a esta cartera, por lo que se producirán "movimientos mínimos" en el Gabinete.

Mayor acudió ayer tarde a La Moncloa, en su último acto oficial, para condecorar junto a Aznar a 26 artificieros.

Por otra parte, el Partido Popular intentó condicionar de nuevo ayer los movimientos del PSOE después del 13 de mayo. El presidente del PP en el País Vasco, Carlos Iturgaiz, afirmó que el candidato socialista a lehendakari, Nicolás Redondo Terreros, "ha dejado muy claras sus preferencias" en favor de un gobierno de coalición PP-PSE tras los comicios vascos.

Iturgaiz añadió que al PNV le va a ser "imposible" de compaginar durante la campaña "el acercamiento al PSE y el reencuentro con Euskal Herritarrok".

 

Los socialistas no excluyen un pacto con el PNV

El PSOE se esfuerza en dejar claro que nada está escrito después del 13 de mayo, ante la insistencia del PP en reflejar como algo ya negociado un posible gobierno de coalición con los socialistas. Ayer el presidente del PSOE, Manuel Chaves, y su secretario general, José Luis Rodríguez Zapatero, afirmaron que si el PNV abandona sus aspiraciones soberanistas no sería descartable un acuerdo con los nacionalistas.

"El PNV tendría que abandonar toda estrategia basada en el soberanismo. Es decir, tendría que dejar absolutamente clara su ruptura con el Pacto de Lizarra", afirmó Chaves en declaraciones a Radio Nacional.

Zapatero subrayó que su partido en el País Vasco "ocupa un lugar de centralidad", territorio desde el que intentará buscar "el encuentro de los demócratas". El acuerdo antiterrorista firmado con el PP no implica, añadió Zapatero, un pacto poselectoral obligado con Jaime Mayor Oreja.

La estrategia poselectoral de los socialistas no se definirá hasta la celebración de los comicios y, según fuentes de este partido, dependerá sobre todo de cuál sea el partido que resulte más votado. En el supuesto de que fuera el PP, el margen del PSE para pactar con el PNV sería prácticamente nulo.