_
_
_
_
_

Foexa ayuda a pymes punteras andaluzas a abrirse al exterior

Foexa, la empresa de comercio exterior recién creada por la caja El Monte y las firmas especializadas ACE e Ibadesa, busca pymes andaluzas muy competitivas para proponerles negocios de importación y exportación. En su primer trimestre de vida, tiene en marcha unas 20 operaciones y ha contactado ya con más de 50 empresas.

Fomento y Exportaciones de Andalucía (Foexa), que se constituyó y empezó a operar en septiembre, se marca la meta de ser la primera empresa andaluza en comercio exterior, ayudando a exportar a medianas empresas sin experiencia previa y alentando a otras a abrir nuevos mercados. Con sólo 25 millones de capital social, tiene en su accionariado a un socio financiero (la caja sevillana El Monte, con el 40%) a otro comercial (Ibadesa, con el 45%) y a la consultora especializada en el sector ACE, que dispone del 10%. El 5% restante está en manos de uno de los promotores del proyecto, Miguel Dávila.

Foexa, que aspira a facturar en su primer año de funcionamiento unos 250 millones de pesetas, actúa como entidad intermediaria de exportación e importación y se especializará en una primera fase en países en vías de desarrollo y en importaciones agrícolas como fertilizantes, herbicidas, gasóleos o semillas, según explica Dávila, socio y director general de la empresa. Y en el lado de las exportaciones, sacará al exterior productos competitivos andaluces como el aceite o las conservas vegetales.

Foexa, que comercializa entre las pymes andaluzas el negocio que Ibadesa detecta en el exterior, busca como clientes a empresas de mediana dimensión competitivas en precio y servicio. "Para vender fuera hay que sacrificar margen y no fallar en los plazos de entrega".

Del aceite al mármol

La empresa andaluza -que se ocupa del seguro de exportación, del transporte y de todos los detalles de la operación a cambio de un margen de intermediación- estudia hasta la fecha unos 20 proyectos de exportación e importación de aceites, aceitunas, derivados del cerdo ibérico o mármol, para los que ha contactado ya con más de 50 empresas de toda Andalucía.

Miguel Dávila señala como una de las fortalezas de Foexa su especialización en suministros agrícolas y operaciones de compensación en países en vías de desarrollo como Cuba, Libia o Senegal. Las operaciones de compensación son aquellas en las que un determinado productos, como por ejemplo el café, sirve de moneda de pago a cambio de otras mercancías.

Precisamente éste fue el origen de Foexa. Miguel Dávila, que estuvo cuatro años en una empresa británica de comercio exterior, detectó que Andalucía era una gran importadora de suministros agrícolas como herbicidas o fertilizantes, unos productos que vienen en gran medida de países subdesarrollados. El ahora director general de Foexa se dedicó entonces a trabajar con cooperativas agrícolas, a las que compraba productos y les vendía gasóleo o fertilizantes.

ACE es una consultora especializada en operaciones en el exterior que facturó el pasado año unos 1.000 millones de pesetas. Por su parte, Ibadesa, regida por antiguos directivos de Focoex, tiene un volumen de negocio, incluidas las operaciones intermediadas, de más de 30.000 millones de pesetas anuales.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela

Archivado En

_
_