Emilio Saracho, presidente del Banco Popular
Emilio Saracho, presidente del Banco Popular

La Bolsa calienta la venta de Popular: la acción sube un 10%

Santander ficha a Citigroup para analizar la posible compra de la entidad madrileña

Los analistas esperan más ofertas por el banco

Santander parece que apuesta fuerte por Banco Popular. La entidad que preside Ana Botín contrató hace unos meses a Citigroup como asesor en el proceso de venta de Popular. Santander, junto a Bankia, son los dos bancos que han manifestado ya su interés por la firma que preside Emilio Saracho.

Varias fuentes financieras aseguran, sin embargo, que el número de ofertantes se ampliará con más bancos, e incluso no descartan que puje también algún fondo de inversión.

De momento, la participación de BBVA está en duda, ya que la institución que preside Francisco González siempre ha jugado al despiste en otras subastas bancarias, como la de Unnim o la de CatalunyaCaixa, antiguas cajas de ahorros nacionalizadas que fueron adquiridas por BBVA ante la sorpresa del mercado.

El proceso de venta de Popular finaliza el próximo día 10 de junio, fecha que inicialmente ni los propios interesados por esta entidad pensaban que podía ser tan rápido.

Bankia, mientras, no ha contratado, hasta ahora, a ningún banco de inversión para analizar esta compra, y , de momento, es un equipo de la propia entidad quien analiza los datos de Popular.

Casi todos los analistas coinciden en que la entidad que adquiera Popular debe realizar una ampliación de capital de entre 5.000 millones a 6.000 millones de euros. El sector espera, en el caso de Bankia, que si al final es su oferta la que triunfa, que el dinero que tenga que captar sea del mercado y no del Estado. También piden que no pueda traspasar inmuebles de Popular a Sareb, ya que consideran que esta operación también sería una ayuda pública.

Pese a ello, creen que Bankia es un competidor como el resto, con músculo suficiente para pujar por Popular.

Los títulos del banco que preside Saracho cerraron el viernes a un precio de 0,72 euros por título, lo que supone una subida de 9,94%. El consejo de administración de la entidad financiera analizó el jueves las ofertas no vinculantes presentadas por la banca ante JPMorgan para la compra de Popular.

Fuentes del mercado consideran que la subida del valor de Popular producida el viernes es consecuencia de la ya casi inevitable operación de venta, y el interés despertado en Bankia y Santander, entre otros, por su compra.

La agencia Fitch, mientras, ha rebajado un escalón la calificación crediticia del Banco Popular, al que hunde en la categoría del “bono basura”, y amenaza con degradarle aun más, ya que mantiene a la entidad en perspectiva negativa.

De este modo, según ha informado la propia entidad financiera a la CNMV, su deuda a largo plazo pasa de un “B+” a “B” en la escala de Fitch, en ambos casos fuera del grado de inversión y en la categoría de altamente especulativa.

La rebaja llega en un momento de máxima incertidumbre sobre el futuro del banco.

Normas
Entra en EL PAÍS