Parque eolico de la Serra del Tallat, en Tarragona
Parque eolico de la Serra del Tallat, en Tarragona EL PAÍS

La subasta renovable se celebrará el próximo 17 de mayo

El BOE publica dos resoluciones que regularán el proceso

La fotovoltaica mantiene su decisión de ir al Tribunal Supremo

La nueva subasta de renovables para la instalación de hasta 3.000 MW se celebrará el próximo 17 de mayo, según una de las dos resoluciones publicadas hoy en el BOE por el Ministerio de Energía. El día 11, los participantes deben haber entregado toda su documentación. Con ambas resoluciones queda desarrollada la normativa que permitirá la celebración de la polémica subasta, que será tecnológicamente neutra (o sin cupos).

 Precisamente, la Unión Española Fotovoltaica (UNEF) acordó el pasado viernes solicitar ante el Tribunal Supremo, la anulación de dicha subasta, al considerar que su diseño beneficia a la energía eólica, pues en caso de empate en las ofertas, gana la tecnología con más horas de funcionamiento anual. Precisamente, esta asociación recurrirá esta norma (y pedirá medidas precautelares) para, posteriormente solicitar la nulidad del proceso.

En él se subastará la asignación del régimen retributivo específico para instalaciones de producción de energía eléctrica a partir de tecnología renovable o el incentivo que sustituyó a las antiguas primas a las energías verdes.

Tal como se esperaba en el sector, las resoluciones se han aprobado en plenas vacaciones de Semana Santa y lejos de aceptar la petición de los fotovoltaicos de que el descuento máximo en la presentación de ofertas sea mayor, baja respecto a lo que figuraba en los borradores de dichas resoluciones.

Así, si antes se situaban en el 66,01% en el caso de la eólica;en el 59,84% en el de la fotovoltaica y en el 98,94% en el resto de tecnologías, el texto final recoge porcentajes inferiores para la eólica (un 63,43%) y la fotovoltaica (el 51,22%), mientras que sube al 99,99% para el resto.

La subasta, que organizará Omel, utilizará un sistema marginalista en el que los interesados pujarán a la baja hasta completar la bolsa de megavatios en juego. Las ofertas se irán ordenando de más barata a más cara, y la más barata marcará el precio para el conjunto.

Las resoluciones contemplan de forma expresa la licitación de 2.000 MW verdes y, como estaba previsto en los borradores, se reserva una opción para ampliarla otros 1.000 MW, el mismo día o en sucesivos.

Frente a la subasta celebrada en enero de 2016, en la que se ofrecieron 500 MW eólicos y 200 MW de biomasa, la que se celebra en mayo podrán competir al mismo tiempo cualquier tecnología. Las ofertas se harán en sobre cerrado y conforme a las inversiones previstas. Como novedad, se realizarán ajustes según una fórmula para establecer el sobrecoste que los diferentes proyectos generarán al sistema eléctrico.

Otra novedad es que los interesados podrán hacer ofertas negativas para lograr la adjudicación, aunque en este caso se tomará el valor cero. Los avales para participar serán tres veces superiores a los de la anterior puja, 60 euros por kW.

 

 

Normas
Entra en EL PAÍS