Capitalizar el paro para emprender
paro autónomos

Los nuevos autónomos usan su paro pendiente para devolverlo al Estado

Las ayudas del Estado para los proyectos emprendedores acaban, de nuevo, en las arcas estatales.

En el año 2016, 38.369 desempleados ejercieron su derecho de capitalización de la prestación por desempleo, para comenzar un proyecto por su cuenta. Estamos ante una ayuda que pretende que un emprendedor pueda iniciar una nueva actividad, bien sea como autónomo, en una cooperativa, en una sociedad laboral o creando una sociedad mercantil. Según datos de UPTA en el 84% de los casos se utilizar para darse de alta como autónomo.

Se supone que con la capitalización, un desempleado puede utilizar su paro para iniciar una nueva actividad. Sin embargo, 37.000 de los 38.000 que lo solicitaron, lo utilizaron para abonar las cuotas mensuales a la Seguridad Social, al darse de alta como autónomos. ¿Qué significa esto? Que lo que inicialmente se promulgó como una medida para fomentar el emprendimiento, termina siendo una fórmula para que el Estado se ahorre el paro de esas personas, a través de la reintroducción de éste en la Seguridad Social, a través de las cuotas de autónomo que ese emprendedor tendrá que pagar.

Capitalización utilizada para abonar las cuotas mensuales

Las cifras anteriores corroboran que sólo 1.000 de los 37.000 desempleados pudieron invertir realmente su paro en invertir en el nuevo proyecto. Por lo tanto, este sistema de capitalización del paro es una pescadilla que se muerde la cola, y el dinero que se le aporta al desempleado, vuelve al Estado en forma de cuota mensual de la Seguridad Social.

Cuando un emprendedor decide empezar un proyecto como autónomo, y capitaliza el paro, paga su Seguridad Social con su propio paro. Es él quien se ayuda a sí mismo, y nadie más. El ahorro en gasto social por parte del Estado es considerable. Además, no se habrá invertido en mejoras que ayuden a consolidar el negocio. Simplemente se consigue un alivio inicial con menos carga impositiva durante los primeros meses. Pero, ¿qué ocurre cuando estealiviodesaparece?

Denuncias de las asociaciones de autónomos

Las asociaciones de profesionales autónomos señalan que esta medida es insuficiente y ponen de manifiesto que se trata de un dinero que al final vuelve al mismo sitio, por lo que el Gobierno no está invirtiendo en ayudas reales para los autónomos.

En esta línea se han venido pronunciando diversas asociaciones en las últimas semanas. Denuncian que, en la actualidad, se necesitan ayudas a la consolidación de los nuevos proyectos. Y no tanto una rebaja en una serie de impuestos y cuotas iniciales. Estas ayudas son puntuales, y si el emprendedor no ha conseguido asentar su negocio, cuando finalizan, se ve ahogado por el sistema impositivo y de cuotas real. Un sistema que no puede sostener y que genera el cierre de las actividad iniciadas.

De hecho, según UPTA Andalucía, sólo en esta Comunidad, 190.000 personas se constituyeron como trabajadores por cuenta propia entre septiembre de 2013 y diciembre de 2015. Pero el crecimiento neto del colectivo en ese periodo no llegó a los 27.000 autónomos. Para UPTA, estos datos constatan que la mayor parte de los beneficiarios de la tarifa plana, en cuanto dejan de serlo, también dejan de ser autónomos.

Normas
Entra en EL PAÍS