Mercado inmobiliario
Sede de Cabify en la calle Pradillo, 42, de Madrid.
Sede de Cabify en la calle Pradillo, 42, de Madrid.

Cabify se muda a la antigua sede de ‘El Mundo’ en Madrid

La empresa española de coches con conductor traslada su centro de operaciones a la anterior sede del diario

Las oficinas incluyen una sala para trabajar con mascotas

Cabify es una firma tecnológica en el ojo del huracán por las protestas de los taxistas ante este tipo de nuevos negocios de transporte impulsados por las aplicaciones móviles. A la vez es una compañía que no para de crecer. El hecho más patente es su mudanza a la antigua sede de El Mundo en la calle Pradillo de Madrid, donde se instalarán de momento 200 personas, pero con perspectivas de crecimiento rápido, según la propia empresa.

Cabify, compañía que ofrece coches con conductor como alternativa al taxi y que se alquilan a través de su app y web, se acaba de trasladar al edificio de Pradillo. Allí ha ocupado 2.500 m2, prácticamente la mitad del inmueble. Como se percibe en un cartel de la fachada, la consultora JLL se encarga de la comercialización de la propiedad, aunque desde el sector se explica que es bastante probable que la empresa acabe ocupando todo el espacio.

En su nueva oficina –anteriormente estaba ubicada en la zona de Cuatro Caminos–, Cabify ha instalado un sala llamada Pause (para el descanso, siesta o lactancia), otra llamada Pet (para trabajar con mascotas) o una denominada Creatividad (sin mesas, solo pizarra y pufs).

La compañía fue fundada por Juan de Antonio e inició sus operaciones en 2011. En la última ampliación de capital se incorporó el grupo japonés Rakuten (rival de Amazon y Alibaba) con una participación en el entorno de los 100 millones de euros.

Sala Pet, para trabajar con mascotas, en las nuevas oficinas de Cabify. ampliar foto
Sala Pet, para trabajar con mascotas, en las nuevas oficinas de Cabify.

Los coches de esta empresa operan actualmente en Madrid, Barcelona, Valencia, Sevilla y Málaga. El éxito de esta aplicación y de su rival Uber ha soliviantado al sector del taxi, que la semana pasada realizó paros en señala de protesta.

El edificio donde se ha mudado Cabify es propiedad de la socimi Saint Croix. Aunque en realidad la operación se formaliza a través de un subarriendo con Unedisa, la compañía propietaria de El Mundo, como explica la inmobiliaria en sus cuentas de 2016. El grupo editorial tiene un contrato de alquiler del edificio que expira en febrero de 2019. Según el acuerdo actual, Cabify se expandirá dentro del inmueble y ocupará de 3.100 m2 a partir de marzo de 2018.

Saint Croix es la socimi (sociedad cotizada de inversión inmobiliaria) controlada por la familia Colomer, dueños de las promotoras Pryconsa, Coivisa e Isla Canela. La empresa cuenta con edificios (oficinas, hoteles, naves y locales) por valor de 435 millones y facturó 20,2 millones en 2016.

Normas
Entra en EL PAÍS