Tecnología
Samsung
Lee Jae-Yong, actual número uno de Samsung, deja el centro de detención de Seúl, rodeado de periodistas.

Samsung prevé un buen ejercicio 2017 tras evitar la detención de su jefe

La compañía lanzará el próximo 3 de febrero en España sus nuevos Galaxy A3 y A5.

Ambos modelos de gama media serán sus armas para frenar a Huawei y otros rivales.

Alivio en Samsung. La decisión del Tribunal Central de Seúl de no emitir una orden de detención formal contra el vicepresidente y heredero del grupo surcoreano, Lee Jae-Yong, después de que la Fiscalía del país lo solicitara por cargos de soborno, malversación y perjurio ha devuelto cierta tranquilidad al gigante tecnológico, que ha visto dañada su reputación desde que a finales de 2016 se vieran obligados a retirar del mercado su móvil estrella, el Note 7, por los peligrosos casos de combustión. La corte explicó en su veredicto, según informó la agencia Yonhap, que aún no queda claro que las donaciones hechas por Samsung se realizaran en el marco de una cadena de favores.

La fiscalía había pedido el lunes una orden de detención contra Lee por entender que existen pruebas sobre donaciones de 33,7 millones de euros de la compañía a fundaciones y empresas controladas supuestamente por Choi Sooon-il, apodada la Rasputina, y amiga íntima de la presidenta Park Geun-hye, a cambio de que el Gobierno apoyara la controvertida fusión de dos subsidiarias del grupo en 2015.

Tras conocerse la decisión del tribunal, varios líderes de la oposición del país criticó la decisión de la justicia surcoreana. El excandidato presidencial Moon Jae In la calificó de “inesperada” y “muy desafortunada”, según informó Europa Press. También el alcalde de Seúl, Park Won Soon, dijo que era “inaceptable”, aunque admitió que la detención habría tenido un impacto negativo en la economía del país. Park reclamó que hay que “acabar con la corrupción de raíz y reformar los chaebol [los grandes conglomerados dirigidos por una sola familia en Corea del Sur], volviendo a solicitar que se emita la orden de arresto”.

Un tema político

Aunque el número uno de Samsung no quiso hacer declaraciones a la prensa, tras pasar la noche en un centro de detención de Seúl, el vicepresidente de Samsung España, Celestino García, aseguró hoy a CincoDías que este asunto “es un tema puramente político”. Con estas palabras, el ejecutivo intentaba quitar hierro a un caso que ha golpeado la imagen de la compañía. García insistió en que Samsung es “una empresa muy bien gobernada y muy bien diversificada”. “2017 será un buen año, vamos a sacar varios productos de la chistera muy innovadores”, añadió, al tiempo que destacó la buena evolución de Samsung Electronic en bolsa (ayer subió un 1,46%) y los resultados de esta en el último trimestre de 2016, “cuando logramos otro resultado histórico”.

En este contexto algo más sosegado, Samsung anunció ayer la fecha de lanzamiento (3 de febrero) y precios para España de sus smartphones Galaxy A3 y A5 (329 y 429 euros, respectivamente), la nueva gama media del gigante tecnológico, con la que planea cara a sus rivales, especialmente a Huawei, que acaba de arrebatarle el liderazgo en el país en el mercado de teléfonos inteligentes. Y es que actualmente es en la gama media donde se está librando la gran batalla entre fabricantes de teléfonos inteligentes.

Los nuevos terminales, que presumen de un acabado muy cuidado en metal y cristal, se podrán reservar desde el 23 de enero. García destacó que ambos equipos heredan algunas características premium de los terminales más avanzados de la compañía, como es la resistencia al agua (pueden sumergirse hasta 1,5 metros durante 30 minutos). Algo importante, si como dice IDC se ha disparado un 45% la demanda de terminales resistentes al agua mientras ha caído un 17% la de aquellos que no tienen esta ventaja.

Los nuevos equipos también crecen en memoria y almacenamiento y en batería frente a sus antecesores, pero donde también destacan los nuevos Galaxy de la familia A es en las cámaras. La frontal del A5 crece hasta los 16 megapíxeles con una apertura F1.9 y se iguala a la trasera “para hacer mejores selfies”. En el caso del A3, el sensor frontal sube hasta los 8 megapíxeles, mientras la cámara trasera se mantiene en los 13 MP.

La compañía destacó igualmente que ambos Galaxy A ofrecen un incremento de memoria y ranura para ampliarla con microSD de hasta 256 GB. Y especificó que los usuarios del A5 podrán hacer pagos móviles a través de Samsung Pay y separar en una "Carpeta Segura" compatible con la autentificación biométrica las apps y datos que desee. Así podría, por ejemplo, incluir en ella un WhatsApp corporativo y fuera otro personal.

Normas
Entra en EL PAÍS