Mensajería instantánea
Vista del logotipo del servicio de mensajería instantánea en internet WhatsApp, propiedad de Facebook, en un teléfono inteligente.
Vista del logotipo del servicio de mensajería instantánea en internet WhatsApp, propiedad de Facebook, en un teléfono inteligente.

WhatsApp desconectará a quien no ceda sus datos a Facebook

El comisionado para la protección de datos de Hamburgo (Alemania), Johannes Caspar, emitió ayer una orden administrativa que prohíbe “de forma inmediata” a Facebook acceder y guardar los datos de los usuarios de WhatsApp y le insta a borrar la información recopilada hasta el momento, según informó Efe. En un comunicado, el comisionado indicó que la orden cubre a los 35 millones de usuarios de WhatsApp en Alemania, que deben ser quienes decidan si quieren conectar sus datos de esa aplicación con los de Facebook. “Facebook debe recabar su consentimiento previo y eso no ha ocurrido”, insistió Caspar.

La polémica se ha desatado después de que el popular servicio de mensajería instantánea advirtiera hace un mes que iba a modificar sus términos de uso e informara que a partir de ahora iba a compartir ciertos datos de sus usuarios con Facebook, empresa propietaria de WhatsApp. Los usuarios que hayan aceptado el intercambio de información (aunque no haya sido de forma explícita) no tendrán problema, pero quienes no estén dispuestos a aceptarlo corren el peligro de no poder utilizar el servicio, pues la compañía ya ha advertido a través de mensajes que en ese caso “discontinuará tu uso de WhatsApp”.

La noticia ha caído como una bomba entre muchos usuarios de la aplicación, pues muchos pensaron que al dejar pasar la compañía 30 días para denegar el cambio, si no lo hacían podrían seguir utilizando el servicio.

Pese a la amenaza de Whatsapp, la compañía de Facebook podría no tener las cosas tan fáciles, ya que su nueva política está chocando contra las autoridades europeas por cuestiones de privacidad. Según Caspar, WhatsApp y Facebook son dos empresas independientes que cuentan con datos que sus clientes les han facilitado siguiendo sus respectivos términos de uso y sus políticas de privacidad. Además, advirtió que tras la compra de WhatsApp por parte de la red social se garantizó públicamente que las compañías no intercambiarían datos de los usuarios.

“Que eso ocurra ahora, no solo confunde a los usuarios y a la opinión pública, sino que viola la legislación nacional de protección de datos”, continuó el organismo, que precisó que el intercambio de datos solo sería admisible si tanto la empresa que los facilita, WhatsApp, como la que los recibe, Facebook, contara con base legal para hacerlo, añadió Efe. “Pero Facebook ni ha solicitado un consentimiento a los usuarios de WhatsApp, ni cuenta con una base legal para recibir esos datos”, recalca la institución.

Además de los usuarios de WhatsApp en Alemania, la orden dictada por el comisionado de Hamburgo protege también a los millones de personas cuyos datos de contacto han podido ser recopilados por Facebook a partir de la agenda de un usuario de WhatsApp, lo que puede ocurrir incluso si esas personas no tienen cuenta en ninguna de las dos aplicaciones.

Según Caspar, Facebook asegura no haber recopilado todavía esa “gigantesca cantidad de datos”, pero esa precisión, de que de momento no lo ha hecho, siembra dudas.

Ahora queda también en el aire qué harán los usuarios que desconecte WhatsApp si finalmente cumple su advertencia. Muchos usuarios animaban hoy a través de las redes sociales a pasarse a otras aplicaciones de mensajería como Telegram o a la recién lanzada Allo de Google. Ambas compañías podrían salir beneficiadas del polémico cambio de política de WhatsApp, que ya cuenta con más de 1.000 millones de usuarios en todo el mundo.

Normas
Entra en EL PAÍS