El petróleo, en mínimos
¿Hasta dónde puede caer el crudo?

¿Hasta dónde puede caer el crudo?

Corría en el mes de septiembre de 2015 y expertos e inversores se echaban las manos a la cabeza tras conocer el último informe sobre previsiones para el precio del petróleo de Goldman Sachs. Por aquel entonces, ya la firma advirtió de que el barril de crudo podía llegar a caer a 20 dólares. Entonces, cotizada en el entorno de los 45 dólares. Cuatro meses después, lo que parecía una previsión castastrofista está cerca de convertirse en realidad. La semana arranca con el precio del petróleo marcando un nuevo mínimo. Esta vez ha retrocedido a niveles de 2003 al bajar de 28 dólares el barril de Brent. La causa directa de este nuevo movimiento a la baja está en el levantamiento de las sanciones a Irán. Este país volverá a exportar petróleo.

En la actualidad Irán posee las cuatro mayores reservas probadas del mundo con una cuota mundial del 9,8% después de Venezuela (17,5), Arabia Saudí (15,7%) y Canadá (10,2%). Tiene previsto incrementar sus extracciones de crudo, y posterior exportación en un millón de barriles al día en dos fases. “De esta forma pasaría de la producción actual de crudo de 3,4 millones de barriles al día (4% de la oferta mundial) a niveles de 4,4 en un plazo inferior a 18 meses. Así pasará a convertirse en el quinto mayor productor mundial después de EE UU, Arabia Saudí, Rusia y Canadá. Este nivel de producción es totalmente asumible ya que era lo que producía en 2008”, explican los expertos de Bankinter.

La firma de análisis cree que el levantamiento de las sanciones a Irán podría hacer retroceder al crudo hasta los 20 dólares el barril con cero actuaciones por parte de la OPEP y demanda final floja.

Otros expertos no creen que la cosa llegue a tanto “¿Cómo ponerle suelo a una caída tendencial dominada por una mezcla entre especulación y pánico?”, se pregunta José Luis Martínez Campuzano, estratega de Citi en España. “Desde una perspectiva técnica, niveles de 25,5 dólares. Pero, sigo pensando que son precios insostenibles desde una perspectiva fundamental”, añade el experto.

Por su parte, Sophie Chardon, estratega de Inversiones de Lombard Odier, cree que el precio de equilibrio del petróleo debería situarse más cerca de 55 dólares por barril teniendo en cuenta los costes de la deflación en la industria estadounidense del petróleo de esquisto. "Por el lado de la demanda, en 2016 prevemos resiliencia dado nuestro escenario de crecimiento estable y el impulso del consumo rezagado debido a los bajos precios del petróleo. Es posible que a corto plazo el precio del petróleo aún baje un poco más pero entendemos esto como parte del proceso global de tocar fondo. Tras lo cual, el precio del petróleo debería ser capaz de elevarse progresivamente durante el resto de 2016", añade la experta.

Se admiten apuestas

Hace escasamente dos meses, las firmas de análisis empezaron a presentar sus informes de perspectivas para 2016. En ellas, apuntaban al fin del petróleo barato aunque de manera cauta preferían hacer previsiones para el ejercicio completo. Una de ellas fue Banca March. Las previsiones de la firma apuntan a un barril de Brent en el entorno de los 55 dólares el barril para la segunda mitad de año.

El exceso de oferta continuará pesando sobre los precios, al menos durante los primeros meses del año. Así lo cree Banca March, que en su informe de estrategia para el próximo año explica que “en el mercado de petróleo, el aumento de inventarios presiona los precios spot y los países productores siguen reacios a recortar sus cuotas. La extracción y producción disminuye lentamente en Estados Unidos y la demanda mundial no se ha recuperado. Sin embargo, en la segunda mitad del año se prevé que el aumento de la demanda sea absorbido por el exceso de oferta y los precios se recuperen”. Las previsiones de la firma apuntan a un barril de Brent a 55 dólares para cerrar el próximo año.