Fue el detonante de la mayor crisis mundial desde 1929
La quiebra de Lehman desató el pánico entre los inversores.
La quiebra de Lehman desató el pánico entre los inversores.

Ocho intensos años de la quiebra de Lehman Brothers

Hoy se cumplen ocho años desde que la quiebra de uno de los mayores bancos de inversión del mundo, Lehman Brothers, diera el pistoletazo de salida a la que a partir de ese momento sería la mayor crisis financiera de la historia desde el crack del 29. “La decisión de las autoridades norteamericanas de no acudir al rescate del banco por el riesgo moral que suponía finalizó con la quiebra del mismo y el contagio hacia el resto del sistema financiero”, recuerda Javier Urones, analista de XTB.

Siete años después de aquel suceso, Wall Street no sólo ha recuperado todo lo perdido sino que ha marcado nuevos máximos históricos. La evolución de las Bolsas a este lado del Atlántico ha seguido otros derroteros teniendo en cuenta la crisis de deuda de los países periféricos que vino después.

Wall Street se recupera a marchas forzadas

El pánico se apoderó de los inversores al conocerse las noticias, lo que llevó al S&P500 a desplomarse cerca de un 40% ese mismo año. Sin embargo, las autoridades reaccionaron con gran rapidez inyectando liquidez al sistema permitiendo así a la primera economía del mundo a salir de la recesión un año después.

La Bolsa estadounidense también se recuperó con celeridad. De hecho, el indice americano despidió 2009 con una rentabilidad del 13% y posteriormente ha conseguido encadenar con 2014, seis ejercicios consecutivos de ganancias, marcando máximo histórico el pasado mayo en 2.130 puntos. Del futuro a corto plazo de la Bolsa americano dependerá la decisión que la Reserva Federal tome el próximo jueves respecto a los tipos de interés. “El mercado descuenta una probabilidad de sólo aproximadamente del 30% de subida, siendo la reunión del 15 /16 diciembre la más probable para hacerlo”, explican desde Bankinter. La firma considera que aun así, la Fed puede sorprender, tal vez cansada de retrasar el movimiento por razones que son ajenas a la economía americana: primero por Grecia y ahora por la desaceleración en China.

Los expertos hacen sus apuestas. “Si sube una parte del mercado pensará que se equivoca debido a lo incierto del momento, pero si no lo hace otra parte pensará que la situación debe ser más complicada de lo que parece puesto que la Fed se contiene”, recuerdan los analistas de Bankinter.

Europa mejora a su propio ritmo

En Europa, la crisis financiera mutó a partir de 2010 en una crisis de deuda que obligó a Irlanda, Grecia y Portugal a pedir el rescate a la UniónEuropea, lo que frenó en seco la recuperación experimentada por los índices en 2009. Del día de Reyes de 2010 data el nivel más alto alcanzado por el Ibex después de la bancarrota de Lehman Borthers: los 12.222,5 puntos. Aquel año y los siguientes, los mercados tuvieron carbón como presente. Una situación que empezó a revertirse en 2013 que el selectivo logró cerrar con una subida del 21% y 2014 también se saldó con un avance del 3,66%. 2015 estaba siendo un buen año para la renta variable europea a pesar de la crisis griega y de los problemas y la inestabilidad por culpa de la crisis china. La entrada en recesión técnica de Brasil puede complicar las cosas al Ibex 35 en esta recta final del año debido a la la importante presencia de las cotizadas españolas en el país sudamericano y que están siendo penalizadas en las últimas jornadas bursátiles.

Mario Draghi salió al rescate

Los bancos centrales no dejan de jugar un papel determinante en la evolución de las Bolsas y de la economía. La política monetaria expansiva del BCE y su famosa frase pronunciada el 26 de julio de 2012 de que el BCE haría todo lo posible para salvar el euro y que eso sería suficiente marcó un antes y un después. Antes de todo eso, una acción conjunta de la Fed, el BCE y el Banco de Japón, el 17 de septiembre de 2008 inyectó al sistema 184.000 millones de liquidez en los mercados.

El sector financiero da un giro de 180 grados

Los expertos recuerdan como tuvo que suceder algo tan grave como la quiebra de un banco del tamaño de Lehman para que las agencias reguladoras tanto de EE UU como de Europa convergieran no sólo en criterios regulatorios sino en contables.

“Desde entonces las diferencias entre ambos registros propició que los derivados de subyacentes subprime inundasen los balances de los principales bancos mundiales trasladando lo que debiera haber sido una crisis local a una global. Desde entonces también se han realizado esfuerzos en mejorar tanto los criterios de valoración como contables para cualquier producto complejo. El efecto multiplicador que tienen los derivados y que en principio fueron diseñados para realizar coberturas, en ocasiones sirve para doblar apuestas sobre movimientos concretos de un mercado algo que cuando no sale bien, sale doblemente mal”, explica Javier Urones, de XTB.

Los inversores sufrieron de forma directa la crisis con todos los productos comercializados que tenían relación con el mercado inmobiliario estadounidense. El sector financiero fue el que más sufrió los efectos de la crisis. En 2008, Santander, BBVA, Popular, CaixaBank y Bankinter cedieron un 50%. Lo peor, en cualquier caso, estaba por llegar.

En 2010, la irrupción de la crisis de deuda en la zona euro, con el rescate a Grecia, puso en el foco al sistema financiero europeo por su alta exposición a la deuda soberana y privada. Ninguna entidad del Ibex ha vuelto a su valor de septiembre de 2008.

Siete años después, las entidades financieras son los grandes beneficiados de las nuevas medidas del BCE como las barras de liquidez condicionada a la concesión de créditos (TLTRO) o las compras de titulizaciones respaldadas por créditos.

Cronología de la crisis

2007

Verano. Los problemas con las hipotecas de alto riesgo, conocidas como hipotecas subprime en EEUU, vendidas a muchos inversores a través de titulaciones, provocaron el cierre de varios fondos de inversión de Bear Stearns y pánico y desconfianza en los mercados.

lAgosto. La sequía del mercado interbancario provocó fuertes problemas a entidades como la británica Northern Rock (que posteriormente fue rescatada), caídas bursátiles y obligó al BCE y a la Fed a inyectar 90.000 millones de eruso en los mercados financieros.

2008

Primer trimestre. EEUU entra en la Gran Recesión, de la que no saldrá hasta junio de 2009.

2 de junio. JPMorgan absorbe Bear Sterans ante la inviabilidad de este banco de inversión.

15 de septiembre. Lehman Brothers se declara en bancarrota. La mayor aseguradora de EEUU, AIG solicita el rescate y acaba recibiendo una inyección de 182.000 millones de dólares de dinero público.

Noviembre. Islandia debe solicitar ayuda al FMI.

2009

Febrero. España entra en recesión, por primera vez en 15 años. El paro roza los cuatro millones de parados.

2010

23 de abril. Primer rescate de Grecia. La UE y el FMIpactan un crédito de 10.000 millones para Grecia.

7 de junio. La Unión Europea crea el primer fondoconjunto para rticular rescates financieros.

23 de julio. Se publican las primeras pruebas de estres de la banca europea.

Noviembre. La Fed pone en marcha su segundo programa de compra masiva de activos financieros.

Normas
Entra en EL PAÍS