_
_
_
_
_
Contenido patrocinado
Contenido patrocinado por una marca

Los pagos como valor diferencial para las medianas y grandes empresas

Adyen continúa innovando para añadir servicios financieros a su plataforma tecnológica y ayudar a las empresas a mejorar la experiencia de sus clientes

Adyen

Un pago online con Bizum, una devolución en tienda, un cargo dividido en tres mensualidades, un cobro en la caja con tarjeta de crédito… Los consumidores tienen cada vez más opciones para realizar compras y las empresas, por lo tanto, más variedad de operaciones que gestionar.

Para ayudar a comercios y negocios en general a afrontar el día a día en su actividad de cobro y gestión, nació hace 15 años Adyen. Se trata de una empresa tecnológica que actúa como plataforma global de pagos y de servicios financieros y que ha sabido adaptarse a las cambiantes necesidades de sus clientes.

“Nuestra misión es ayudar a los comerciantes a ofrecer la mejor experiencia de pago a sus compradores tanto en un entorno online como en tienda”, señala Juan José Llorente, responsable de Adyen en España y Portugal. Para lograrlo, partieron de un desarrollo tecnológico nuevo “para ganar flexibilidad y velocidad al innovar, no de una infraestructura creada hace décadas, que estaba pensada básicamente para el entorno físico, no online”.

Nuestra misión es ayudar a los comerciantes a ofrecer la mejor experiencia de pago a sus compradores tanto en un entorno online como en tienda
Juan José Llorente, responsable de Adyen en España y Portugal

Los clientes de la compañía, entre los que se encuentran Uber, Booking.com, Easyjet, Mango y Lewis suelen tener presencia internacional, presentan ratios de crecimiento altos y un panorama de pagos relativamente complejo, aunando tanto presencia física como virtual. Pero lo que tienen en común todos es que “realmente quieren adaptarse a necesidades cambiantes del consumidor y, para ello, no dudan en ser innovadores por el lado de los cobros”, apunta Llorente.

Entre los sectores que, en su opinión, están siendo muy innovadores se encuentran los hoteles, que están consiguiendo mejorar mucho la experiencia del cliente gracias a dar cada vez más opciones: desde hacer los pagos de las reservas online, el check-in desde una app antes de llegar al hotel o libertad de salir del establecimiento sin tener que pasar por recepción si no se quiere. “Incluso, poder ir al restaurante o al spa del hotel sin tener que hacer pagos adicionales, ya que se van cargando al mismo sitio que ya habías indicado, mientras que a la vez el establecimiento no corre problemas de riesgo ni complejidades a la hora de gestionar o reconciliar esos pagos”.

Del sector asegurador valora especialmente que, por ejemplo, se haya empezado a ofrecer seguros contra pérdida, rotura o desperfectos en el momento mismo de adquirir un dispositivo electrónico. “Puedes hacer un pago físico al instante con una tarjeta que, además, se queda ya grabada para cargos periódicos. Es muy positiva esa experiencia que mezcla el pago presencial con el ya, directamente, te lo cargo en la tarjeta mensual o trimestralmente”, destaca el responsable de la compañía.

Juan José Llorente, responsable de Adyen en España y Portugal.
Juan José Llorente, responsable de Adyen en España y Portugal.BEA GARRIGOS CALIXTO

Créditos y tarjetas, las nuevas necesidades del cliente

Ayudar a las compañías a transaccionar pagos de consumidores “sigue siendo el core de nuestro negocio”, asegura Llorente, pero han observado otras necesidades, sobre todo por parte de las medianas empresas, lo que les ha hecho evolucionar y pasar a convertirse en una plataforma tecnológica de servicios financieros.

¿Qué implica esto? Pongamos como ejemplo una agencia de viajes online que toma un pago de un consumidor, pero que, a su vez, tiene que hacer desembolsos (a menudo mediante la generación instantánea de una tarjeta virtual) a una aerolínea, a una cadena hotelera, a un proveedor de transporte local, etc. En estos casos, explica Llorente, “no sólo les estamos dando el servicio de recibir el pago y tenerlo en una plataforma, sino que además les ofrecemos el plus de generar tarjetas con este mismo dinero que han recibido. La ventaja es que todo se produce en una misma plataforma, por lo que tienen mayor control y velocidad”.

Llorente continúa explicando que, precisamente, son las plataformas verticales aquellas que ofrecen todos los servicios que necesitan las empresas de un mismo sector (toma de pedidos, emisión de facturas, contabilidad, etc.), a las que quieren llegar para que incluyan opciones de pago y operaciones financieras en su oferta. “También podemos generar cuentas bancarias para nuevas empresas para acelerar la velocidad de los pagos e incluso facilitar a las plataformas que den créditos a sus empresas cliente”.

Es el caso de, por ejemplo, un restaurante al que se le ha estropeado el horno y necesita comprarlo ese mismo día para estar operativo cuanto antes. “A la vista de lo que está facturando, podemos preconcederle cierto importe y, además, podrá devolverlo de las ventas que está teniendo”. “Es una manera que tenemos de ayudar a todo el ecosistema empresarial, incluidas las pymes que son tan importantes en España”, concluye el responsable de la tecnológica.

Desarrollos financieros desde Madrid

El año pasado, la compañía abrió un centro de desarrollo tecnológico en su sede de Madrid, que sirve a la plataforma global. Una parte muy importante de todo lo que la compañía está innovando en servicios financieros y de pago empieza aquí, de la mano de un equipo de cerca de 100 personas.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Normas

Archivado En

_
_