_
_
_
_
_

El marco de Windsor: la UE sella un nuevo acuerdo con el Reino Unido sobre Irlanda del Norte

Ambas partes defienden relajar las trabas comerciales en la isla sin perjudicar el mercado único comunitario. La libra y la Bolsa de Londres reaccionan con ligeras alzas.

El primer ministro británico, Rishi Sunak, junto con la presidente de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, durante la rueda de prensa.
El primer ministro británico, Rishi Sunak, junto con la presidente de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, durante la rueda de prensa.CHRIS J. RATCLIFFE / POOL (EFE)

El Reino Unido y la Unión Europea han alcanzado este lunes un nuevo acuerdo sobre Irlanda del Norte, al que denominan “marco de Windsor”. Este tratado, confirmado hoy en Londres en un encuentro entre el primer ministro, Rishi Sunak, y la presidenta de la Comisión Europea, Ursula von der Leyen, busca poner fin al conflicto más duro en las relaciones entre Londres y Bruselas desde el Brexit en 2016.

La respuesta económica inicial ha sido tibia, con un mercado ya acostumbrado a seis años de largas negociaciones entre los antiguos socios: la Bolsa de Londres sube apenas un 0,60% y la libra responde con un leve alza frente al dólar estadounidense y al euro.

“El Reino Unido y la Unión Europea han podido tener sus diferencias en el pasado, pero seguimos siendo aliados. Somos socios comerciales y amigos”, ha resaltado al comienzo de su interlocución Sunak. El líder del gobierno conservador ha dicho que es un proceso que “llevará tiempo” pero que el “acuerdo está escrito” y que llevará “estabilidad” a Irlanda del Norte. Aunque no se conoce el texto final aún, el ‘premier’ ha adelantado que el nuevo marco de Windsor establece “tres grandes pasos” hacia adelante.

El primer pilar del acuerdo es el establecimiento de un nuevo “carril verde” para ciertos productos, que podrán ingresar a Irlanda del Norte “sin necesidad de tanta burocracia”. Al mismo tiempo, se establecerá un “carril rojo” que buscará salvaguardar el mercado común de la Unión Europea. En este sentido, el objetivo común es establecer una solución definitiva que atienda las “dificultades prácticas” actuales, a la vez que establece un balance entre la flexibilidad y las salvaguardas. Para esto será central la distinción entre artículos de riesgo para el bloque comercial europeo y los que no lo son.

En segundo lugar, el nuevo pacto establece que el gobierno podrá realizar “cambios críticos” en el IVA y otros impuestos especiales que se cobran en Irlanda del norte.

Por último, el convenio entre los antiguos socios busca a la vez “salvaguardar la soberanía del pueblo de Irlanda”, según ha comentado Sunak. En ese sentido, el objetivo de Londres es que la única legislación de la Unión Europea que se aplique en Irlanda del Norte sea la “mínima necesaria” para evitar una “frontera dura” con el resto de la isla a la vez que permite que las empresas norirlandesas puedan acceder al mercado vecino.

En este sentido, el marco establece la aplicación de un nuevo mecanismo ante dificultades. Esto permitirá a la Asamblea de Irlanda del Norte, que tiene competencias locales, vetar la aplicación de cualquier nueva legislación aprobada por Bruselas. “Así se establecerá un proceso claro mediante el cual los representantes elegidos democráticamente podrán poner un freno de emergencia a los cambios en las normas de la UE sobre mercancías que tendrían efectos significativos y duraderos en la vida cotidiana en Irlanda del Norte”, ha defendido Sunak.

“Este marco va a dejar claro las nuevas medidas para la isla de Irlanda en cuanto a las fronteras entre Irlanda del Norte y la República de Irlanda. Es un nuevo capítulo con soluciones a largo plazo que estamos convencidos funcionarán para todo el pueblo y los comercios”, ha resaltado von der Leyen. La líder comunitaria ha mencionado directamente uno de los problemas existentes con el sistema actual, como es el comercio de alimentos y medicamentos. A partir de ahora, ha prometido von der Leyen, los irlandeses podrán encontrar los mismos productos de ambos lados de la frontera a la vez que se defiende el mercado único de la UE.

Ambos representantes han prometido que todos los medicamentos aprobados por el regulador británico podrán distribuirse en todo el territorio del Reino Unido de forma inmediata.

A pesar de la fría respuesta de lo mercados, los grupos empresariales sí han celebrado el acuerdo. “Las empresas, tanto de Irlanda del Norte como de Gran Bretaña, vienen reclamando una reducción considerable de los controles y los requisitos para transportar mercancías de uso cotidiano a través del mar de Irlanda”, ha declarado William Bain, responsable de la Cámara de Comercio británica.

Por fuera del marco de Windsor, von der Leyen ha asegurado que el Reino Unido podría volver a ser parte del programa Horizon Europe, una iniciativa de más de 95.500 millones de euros de investigación e innovación relacionado al cambio climático.

Próximos pasos

La próxima cita de Sunak será a las 19:30 (hora peninsular española) al Parlamento para defender el pacto, donde deberá hacer frente a las críticas de la oposición. El líder conservador ya ha confirmado que el acuerdo deberá ser aprobado por el Parlamento, aunque ha evitado establecer un plazo para que eso ocurra. Solo ha dejado una promesa en ese sentido: “Ese voto será respetado”, ha precisado.

Los medios locales destacan que Keir Starmer, el lider de los laboristas, buscará en su discurso resaltar que la gestión del Brexit por parte de los conservadores ha llevado a la ruina a la economía. El dato fuerte sale de un análisis del Banco Mundial: el PIB per capita británico podría situarse por detrás del de Polonia antes de 2030.

La agenda tampoco termina para von der Leyen, que se encontrará con el rey Carlos III en el palacio de Windsor. La visita a la Corona ha indignado a los diputados británicos partidarios de un Brexit duro, que consideran que supone arrastrar a la monarquía al terreno político. El palacio de Buckingham ha confirmado que Carlos III recibirá a la presidenta en el castillo de Windsor, con la que tomará el té y departirán de varios temas. Un portavoz del Gobierno ha asegurado que el primer ministro “cree firmemente que corresponde al rey tomar ese tipo de decisiones” y recordó que el monarca se ha reunido recientemente con otros líderes internacionales, como los presidentes polaco, Andrzej Duda, y ucraniano, Volodímir Zelenski. Sin embargo, Buckingham ha afirmado en su nota que “el rey se complace en reunirse con líderes mundiales si visitan el Reino Unido y lo hace por recomendación del Gobierno”.

A mediano plazo, la Comisión Europea y el gobierno del Reino Unido deberán darle forma a la ‘letra chica’ del acuerdo. El comité mixto UE-Reino Unido, copresidido por el ministro de Asuntos Exteriores británico, James Cleverly y el vicepresidente de la CE Maroš Šefčovič serán los encargados de encauzar el dialogo, aunque Bruselas ya ha adelantado que ha enviado sus propuestas para que sean consideradas.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Sobre la firma

Leandro Hernández
Periodista económico. Interesado en entender más de criptoactivos, transformación digital y energía. Se incorporó a este periódico en 2022 después de haber trabajado en diferentes países de América Latina y en Estados Unidos. Estudió Relaciones Internacionales en la Universidad Torcuato Di Tella (Argentina), y el Máster de Periodismo UAM-El País.

Archivado En

_
_