_
_
_
_
_

El consumo de bebidas espirituosas cae un 6% en 2023, el primer retroceso desde la pandemia

La patronal atribuye los descensos a la subida de precios por los mayores costes que soporta el sector

Se consume más whisky que ginebra; los licores ocupan la segunda posición
Se consume más whisky que ginebra; los licores ocupan la segunda posiciónKEBS VISUALS (PEXELS)
C. G.

El consumo de bebidas espirituosas cerró 2023 con una caída del 5,9%, hasta 187 millones de litros, casi el doble de las previsiones avanzadas por el sector en diciembre pasado y la primera caída desde la pandemia, en 2020, según los datos publicados este jueves por la Federación Española de Espirituosos, la entidad que agrupa al sector y que atribuye el descenso a la incertidumbre en la economía y las dificultades de la hostelería.

El consumo cayó más del 40% en 2020 y se recuperó en los dos años siguientes hasta casi alcanzar los niveles prepandemia en 2022. Ahora, vuelve a caer. “Ha sido un año de ajuste”, según el director ejecutivo de la patronal, Bosco Torremocha. “El sector está pasando por un momento complicado y es fundamental que este 2024 se reduzca la incertidumbre y los costes, y se pongan en marcha medidas para reactivar el consumo y apoyar al turismo y a sectores tan importantes como la agricultura y la hostelería y los sectores productivos como el nuestro”. Para este año, se espera que los precios de materias primas y producción se estabilicen tras “las altas tendencias inflacionistas que han contribuido a contraer notablemente el consumo” en los últimos años.

El descenso del consumo se ha producido a pesar del boom del turismo, que el año pasado registró un récord de 85 millones de visitantes extranjeros. La patronal destaca en un comunicado difundido este jueves que el turismo tiene un impacto relevante en las ventas de bebidas con contenido alcohólico (al menos 15% de volumen alcohólico), que representan el 13% del gasto de los turistas.

La hostelería sigue siendo clave para el sector. Casi siete de cada diez consumiciones se realizan en bares, restaurantes y locales de ocio. Así, en 2023 la hostelería ha vuelto a ser el principal canal de venta, representando el 63% del total de las ventas realizadas, un 3% más que en 2022. La alimentación, por su parte, ha representado el 38% de las ventas.

Respecto a las exportaciones, bajaron un 1,8%, hasta 131 millones de litros, tras alcanzar un récord histórico en 2022. Las ventas en el exterior suponen un 40% de la producción nacional. Por categorías, apenas hay diferencias de consumo el año pasado: crecieron por debajo del 1% licores (0,6%), ron (0,2%), tequila (0,8%) y vodka (0,1%) y bajaron ligeramente la ginebra (-0,6%), el brandy (-0,3%), los ponches (-0,09%), el anís (-0,06%) y el whisky (-0,03%).

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, X y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

C. G.
Es periodista de la sección de Economía. Ha trabajado anteriormente en Internacional y los suplementos Domingo e Ideas.
Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas
Rellena tu nombre y apellido para comentarcompletar datos

Más información

Archivado En

_
_