_
_
_
_
_

Iberdrola aprueba un plan de incentivos para 300 directivos hasta 2025

El nuevo bono estratégico ofrece 14 millones de acciones, 150 millones de euros al valor actual

Carmen Monforte
Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola.
Ignacio Sánchez Galán, presidente de Iberdrola.

El consejo de administración de Iberdrola ha acordado proponer a la junta general de accionistas, que se celebrará el 28 de abril en Bilbao, un bono estratégico para el periodo 2023-2025 dirigido a los consejeros ejecutivos, al personal directivo y a otros profesionales de la sociedad y demás compañías del grupo (excepto las subholding cuyas acciones se negocian en las bolsas de valores y las que desarrollan actividades reguladas en España) que, “por su posición o por su responsabilidad, se considere que contribuyen de manera decisiva a la creación de valor sostenible”, señala la compañía en la convocatoria de la junta remitida hoy a la CNMV.

El incentivo tendrá un máximo de 300 beneficiarios, al igual que el anterior bono estratégico 2020-2022, y el número máximo de acciones a entregar a los mismos será también igual al bono anterior: 14.000.000 acciones, equivalentes al 0,22% del capital social en el momento de la adopción de este acuerdo (valoradas en 150 millones de euros a la cotización actual), de las que corresponderán a los consejeros ejecutivos que lo sean en cada momento, indicativamente, 2.500.000 acciones, equivalentes al 0,04 % del capital (o 27,5 millones de euros).

El nuevo bono estratégico tendrá una duración de seis años, de los que el plazo 2023 y 2025 se consideraría “el periodo de evaluación del grado de desempeño en relación con los parámetros a los que se vincula” y el comprendido entre 2026 y 2028 su periodo de liquidación, que se producirá mediante la entrega de acciones de forma diferida en dichos tres años. Según indica Iberdrola, corresponde al consejo de administración, previo informe de la Comisión de Retribuciones, la evaluación de dichos objetivos.

Para dicha evaluación, aclara Iberdrola, “deberán tomarse en cuenta las eventuales circunstancias sobrevenidas que tengan un impacto material en las perspectivas o en las principales variables económico-financieras y de desarrollo de la sociedad”, como la variación de hipótesis macroeconómicas, políticas y regulatorias consideradas en su configuración u operaciones corporativas, fusiones, escisiones, adquisiciones o dividendos extraordinarios.

Terminado el periodo de evaluación, se devengará anualmente, y a partes iguales, en el primer semestre del año 2026 y en el primer trimestre de los años 2027 y 2028. En el cobro se tendrá en cuenta el valor de referencia de la cotización de la acción del primer día hábil del periodo de evaluación. Los consejeros ejecutivos beneficiarios no podrán transferir las acciones entregadas durante un periodo de tres años salvo que sean titulares, directa o indirectamente, de un número de acciones equivalente a dos veces su remuneración fija anual o salvo que el Consejo de Administración lo autorice por circunstancias especiales.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Carmen Monforte
Es redactora de Energía de Cinco Días, donde ocupó también los cargos de jefa de Especiales y Empresas. Previamente, trabajó como redactora de temas económicos en la delegación de El Periódico de Cataluña en Madrid, el Grupo Nuevo Lunes y la revista Mercado.

Archivado En

_
_