_
_
_
_
_
Minería

Al menos tres trabajadores muertos en un accidente en una mina de Iberpotash

Los equipos de emergencia intentan rescatar a las víctimas, que se encuentran atrapadas a 900 metros de profundidad

Obreros trabajando en la mina de Iberpotash.
Obreros trabajando en la mina de Iberpotash.albert alemany

Al menos tres trabajadores han fallecido tras quedar atrapados a 900 metros de profundidad en una mina de potasa de Súria (Barcelona) a causa de un desprendimiento registrado esta mañana en esta explotación, han informado a EFE los Bomberos de la Generalitat. Los tres fallecidos, a falta de confirmación de fuentes oficiales, son dos estudiantes de la Universidad Politécnica de Cataluña en su sede en Manresa (Barcelona), uno de los cuales estaba haciendo sus prácticas, y un trabajador geólogo de la explotación.

Equipos de la empresa Iberpotash que explota la mina y diversos cuerpos de emergencia personados en el lugar están iniciando las labores de rescate de los cuerpos. Los equipos de emergencias han recibido el aviso a las 8.53 horas.

Hasta el lugar del accidente se han desplazado ocho dotaciones terrestres de los Bomberos, entre ellos miembros del Grupo de Actuaciones Especiales (GRAE) y un helicóptero medicalizado, así como efectivos de los Mossos y agentes del Grupo de Subsuelo.

En declaraciones a los medios, la portavoz de Mossos d’Esquadra, Montserrat Escudé, ha advertido de que se trata de un accidente “grave” y ha explicado que la prioridad ahora es el rescate de las víctimas, cuyas familias están sufriendo “momentos de angustia brutales”.

Por su parte, fuentes sindicales han asegurado a EFE que el accidente lo ha causado un desprendimiento de liso -cara plana y extensa de roca-. Para evitar que ello suceda se actúa habitualmente en las minas mediante la técnica del bulonaje, también utilizada en algunas carreteras para prevenir desprendimientos de roca: suele consistir en anclajes metálicos y una malla también metálica para soportar el techo. De acuerdo con las mismas fuentes, estas labores están subcontratadas, lo que ha concitado el rechazo histórico de los sindicatos.

En la mina de Iberpotash en Súria trabajan entre 800 y 900 personas, de modo que en el momento del accidente el turno debía estar conformado por entre 200 y 300 empleados, añade estas fuentes, que resuelven que “las medidas de seguridad no son las que deben ser”.

Pese al accidente sobrevenido hoy, el Colegio de Geólogos ha reiterado en un comunicado que “la seguridad en las instalaciones mineras españolas es muy alta” y que el índice de siniestralidad desciende desde 2005.

En junio de 2020, dos empleados de Montajes Rus, subcontrata de Iberpotash, murieron en sendos accidentes laborales ocurridos en otra mina, la de Vilafruns (situada entre Sallent y Balsareny), después que unas piedras de grandes dimensiones les cayeran encima. Tras el segundo accidente mortal, ocurrido el 25 de junio, la dirección de Iberpotash paró la producción esta mina y posteriormente la cerró definitivamente.

El presidente de la Generalitat, Pere Aragonès, ha expresado su apoyo y “preocupación” por el accidente. “Estamos trabajando desde los servicios de emergencias dando apoyo a los servicios de la propia empresa, que también están actuando en este trágico accidente”, ha sostenido.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Archivado En

_
_