_
_
_
_

Enagás se convierte en transportista único del gas al comprar la red de Reganosa

La gallega, que adquiere a cambio el 25% de la planta de El Musel, pone fin a 20 años de conflicto

Carmen Monforte
El Consejero Delegado de Enagás, Arturo Gonzalo, y el Director General de Reganosa, Emilio Bruquetas.

Enagás y Reganosa han firmado la paz tras 20 años de batallar en los tribunales, al adquirir la primera los 130 kilómetros de gasoductos propiedad de la empresa gallega y esta, a su vez, el 25% de la regasificadora de El Musel propiedad al 100% de Enagás. Aunque cual David y Goliat, las dos empresas tenían la consideración de transportista y gestor del sistema (TSO) del gas ya que el tubo de Reganosa forma parte de la red troncal o primaria, por lo que con esta operación, Enagás se convierte en TSO único en España. Enagás ve encaje al hidrógeno nuclear.

Según el acuerdo, aprobado hoy por los consejos de administración de las dos empresas, Enagás pagará a Reganosa 54 millones de euros por su tubo, y esta última otros 95 millones de euros por el 25% de El Musel, la regasificadora que lleva años hibernada y que está en vías de ofrecer servicios logísticos.

El conflicto entre ambas empresas surgió con la construcción de El Musel, en Gijón, que condenaba a muerte a Mugardos, la regasificadora de Reganosa ubicada en la ría de El Ferrol. Durante años, asociaciones de vecinos, tras las que se percibía la sombra de la compañía gallega, recurrieron en los tribunales todas las autorizaciones que recibía El Musel para su puesta en marcha. La sexta planta de regasificación española llegó en mal momento y el hundimiento de la demanda tras la crisis financiera de 2008 llevó a su hibernación (Enagas recibía por ella los costes financieros y los de mantenimiento).

Los 130 kilómetros de red de transporte de Reganosa, de 80 bares de presión, “es clave para garantizar la seguridad de suministro y el correcto funcionamiento del mercado ibérico del gas”, indica Enagás en una nota de prensa. El gasoducto conecta con la terminal de gas natural licuado (GNL) de Mugardos y con el gasoducto Tui-Llanera en Guitiriz (Lugo) y Abegondo y cuenta con tres estaciones de medición, tres de regulación y medida y 13 de posiciones de válvulas. La red hace llegar el gas natural directamente a las centrales de ciclo combinado de As Pontes (de 800 MW de capacidad) y Sabón (400 MW); a la refinería de A Coruña (120.000 barriles/día) y a los municipios de As Pontes y Cerceda.

El Musel, a punto

Además, tal como figura en el acuerdo, Reganosa cede a Enagás su posición como promotor del hidroducto entre Guitiriz y Zamora, candidato a proyecto de interés común (PCI) de la Unión Europea. Enagás, por su parte, se compromete a impulsar el desarrollo de esa infraestructura de transporte y su enlace a la interconexión con Portugal, “garantizando la total integración de la producción de hidrógeno renovable en la zona con los corredores futuros de hidrógeno en la península ibérica, para que entre en operación en 2030″, señala la compañía que dirige Arturo Gonzalo. Reganosa se compromete a dar su apoyo para agilizar al máximo su aprobación. El pacto favorece la creación de un gran hub energético en el noroeste peninsular, añade la nota de prensa.

La planta de El Musel, a cuyo accionariado se incorpora Reganosa, tiene una capacidad de almacenamiento de 300.000 metros cúbicos de GNL, repartida en dos tanques de 150.000 metros cúbicos cada uno. Asimismo, cuenta con unas instalaciones de atraque y descarga diseñados para los buques metaneros más grandes de mundo, los QMAX, de hasta 266.000 metros cúbicos. El Musel, según el Plan Más Seguridad Energética del Gobierno, está preparada para su puesta en marcha para uso logístico en cuanto finalicen los trámites administrativos en curso. Una vez en funcionamiento, podrá aportar hasta 8 bcm (mil millones de metros cúbicos) de GNL.

Este acuerdo, sujeto a las preceptivas autorizaciones administrativas, “refuerza a las dos compañías, permite aprovechar sus sinergias y trabajar conjuntamente en nuevas posibilidades de colaboración para reforzar la seguridad de suministro y avanzar en los objetivos de descarbonización de España y Europa”, aseguran las empresas.

El CEO de Enagás, destaca en el comunicado, que “se trata de un acuerdo histórico que refuerza la estrategia de las dos compañías, y fortalece el sistema de gas. El acuerdo contribuye además a reforzar el potencial de la planta de El Musel y favorece nuestro plan de inversiones en Galicia”. Y añade que “juntas vamos a continuar explorando nuevas posibilidades de colaboración”.

Por su parte, el director general de Reganosa, Emilio Bruquetas, considera que “la colaboración público-privada y la cooperación entre empresas están en la génesis de Reganosa, forman parte de su ADN”. El ejecutivo participó hace varias semanas en unas importantes jornadas sobre hidrógeno verde en la sede de Enagás, lo que indicaba una mejora de las relaciones entre las dos energéticas. “El noroeste español cuenta con unas condiciones excepcionales para la producción de hidrógeno verde y biogás”, subraya Bruquetas.


Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Carmen Monforte
Es redactora de Energía de Cinco Días, donde ocupó también los cargos de jefa de Especiales y Empresas. Previamente, trabajó como redactora de temas económicos en la delegación de El Periódico de Cataluña en Madrid, el Grupo Nuevo Lunes y la revista Mercado.

Archivado En

_
_