_
_
_
_

Repsol rompe barreras con un beneficio de 4.251 millones, un 70% más

El CEO califica de “tasa discriminatoria que desincentivará el negocio” el impuesto energético, por el que pagará 450 millones

Carmen Monforte
Josu Jon Imaz, consejero delegado de Repsol y Antonio Brufau, presidente.
Josu Jon Imaz, consejero delegado de Repsol y Antonio Brufau, presidente.Pablo Monge

Como era previsible, en un año marcado por la fuerte escalada de los precios del crudo, efecto de la invasión rusa de Ucrania, Repsol obtuvo en 2022 un resultado neto de 4.251 millones de euros, un 70% más que en 2021, según un hecho relevante remitido por la compañía a la CNMV. Se trata del mayor beneficio logrado por la energética, solo superado por el que obtuvo en 2010, si bien, en aquel caso se debió a resultados extraordinarios.

Repsol recuerda que el resultado de 2022, sumado a los 2.499 millones de euros de 2021, no compensan las pérdidas que registró en 2019 y 2020, que sumaron 7.105 millones de euros. Sin embargo, en las cuentas anuales que Repsol ha presentado hoy al mercado, todo son grandes cifras: el beneficio neto ajustado fue de 6.661 millones de euros, un 171% más; el Ebitda alcanzó los 13.813 millones, otro 70% superior al del año anterior (el de exploración y producción se disparó un 80%, hasta 3.029 millones) y las inversiones ascendieron a 4.182 millones, con una previsión de inversiones orgánicas récord de 5.000 millones de euros en 2023 (un 35% destinadas a proyectos bajos en carbono).

Además, Repsol ha reducido su deuda en un 61%, hasta 2.256 millones de euros, y su liquidez se incrementó hasta los 12.022 millones, suficiente para cubrir cuatro veces los vencimientos de deuda bruta a corto plazo.

En una conferencia de analistas, el consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, ha desvelado hoy que el nuevo impuesto que grava el 1,2% los ingresos liberalizados a las energéticas, tendrá un impacto de 450 millones en la caja de la compañía. Imaz explicó que el pago se realizará en dos partes, una en febrero y la otra en septiembre, aunque no tendrá un impacto “material” en las cuentas de 2023 porque se han contabilizado en 2022. El grupo obtuvo unos ingresos de totales de 78.724 millones, un 51% más que el año anterior.

A este respecto, Imaz anunció que Repsol reclamará la devolución de lo pagado por esta tasa en los tribunales, ya que sus asesores consideran que se trata de una medida “incompatible” con la Constitución española y con el derecho comunitario. “Estamos encantados de contribuir a la sociedad a través de los impuestos que pagamos, pero esta tasa es discriminatoria y desincentivará el negocio. Lo que necesitamos las empresas es más inversión y producción para mantener los precios energéticos bajos”, ha defendido.

La generación de caja y las fuertes ganancias se han destinado, según Repsol, a mejorar la retribución al accionista, a mantener el poder adquisitivo de sus trabajadores y al mantenimiento de los descuentos en los carburantes a los clientes. Asimismo, se ha traducido en un incremento de la contribución fiscal.

Hasta 520.000 inversores, la inmensa mayoría de ellos minoritarios y localizados en España, se han beneficiado de una remuneración que aumentará un 11% en 2023, hasta los 0,70 euros brutos por acción, con lo que se adelanta el objetivo previsto en el Plan Estratégico para 2024. A los 0,35 euros brutos por acción pagados en efectivo en enero, se sumará el pago complementario de otros 0,35 euros. Repsol anticipó así en tres años su objetivo de recompra y amortización de acciones, al alcanzar a finales de 2022 los 200 millones de títulos amortizados, previstos inicialmente para el periodo 2021-2025.

En esta misma línea, el consejo ha acordado para 2023 un nuevo programa de recompra de acciones propias por un máximo de 35 millones de títulos y propondrá a la próxima junta una reducción de capital con la amortización de 50 millones de acciones propias.

En España, Repsol ha consensuado con los sindicatos un nuevo acuerdo marco, que garantiza, según la compañía “la sostenibilidad del empleo industrial, la competitividad retributiva y nuevas fórmulas de teletrabajo”. El acuerdo, firmado en octubre, y ligado a la inflación, ha supuesto revisar los salarios con efecto 1 enero de 2021 y “asegura el mantenimiento del poder adquisitivo de los profesionales de Repsol hasta finales de 2024″, con un incremento medio de la remuneración del 9,4% el año pasado.

Repsol ha destinado 500 millones de euros a los descuentos que mantiene desde abril del año pasado, de 10 céntimos por litro de combustible. Asimismo, destinó más de 2.000 millones de euros a incrementar sus inventarios.

Por otra parte, Repsol señala que su contribución fiscal el año pasado superior a 17.000 millones de euros, de los cuales el 70% se pagaron en España.

Según indica la compañía en su comunicado, la guerra de Ucrania y las consiguientes sanciones impuestas a Rusia por la Unión Europea tuvieron un impacto directo en los mercados energéticos del continente, muy dependientes de los hidrocarburos rusos. Los precios del gas y, posteriormente, del crudo, se incrementaron de manera abrupta, hasta los 140 dólares por barril. La media del ejercicio cerró en 101 dólares.

En 2022, el grupo incorporó socios estratégicos en los negocios de upstream y renovables: EIG, inversor institucional estadounidense, que adquirirá el 25% del área de exploración y producción por 4.800 millones de dólares, lo que valora esta área en 19.000 millones. Por otro lado, en junio se anunció la incorporación de Credit Agricole Assurance y EIP como socios de Repsol Renovables, con un 25% de participación. La operación valora, a cierre de 2021, en 4.383 millones de euros el negocio de renovables de la compañía “y demuestra la solidez del modelo de negocio y de crecimiento rentable de Repsol en este segmento”, indica.

Sigue toda la información de Cinco Días en Facebook, Twitter y Linkedin, o en nuestra newsletter Agenda de Cinco Días

Newsletters

Inscríbete para recibir la información económica exclusiva y las noticias financieras más relevantes para ti
¡Apúntate!

Sobre la firma

Carmen Monforte
Es redactora de Energía de Cinco Días, donde ocupó también los cargos de jefa de Especiales y Empresas. Previamente, trabajó como redactora de temas económicos en la delegación de El Periódico de Cataluña en Madrid, el Grupo Nuevo Lunes y la revista Mercado.

Archivado En

_
_