_
_
_
_
_

¿Cuándo una pyme pasa a ser una empresa grande?

Hay otras características en las grandes empresas, además de una mejor situación económica

Según el último informe redactado por la plataforma PYME, en España hay un total de 2.936.485 empresas, teniendo en cuenta todos los proyectos profesionales que existen, grandes, medianos y pequeños. No obstante, entre estos mismos hay diferencias sustanciales: de esas casi 3 millones de empresas, únicamente 5.516, es decir, el 0,19% del total, son empresas de gran tamaño.

En nuestro país la gran mayoría de las empresas tienen menos de 250 empleados, y esto hace que tengan unas condiciones y características muy específicas. Además de ser más vulnerables a cualquier situación económica delicada, lo cierto es que tienen, por ejemplo, una situación tributaria muy diferente de la que tienen las grandes empresas.

Y, precisamente por esto, cuando un proyecto laboral se convierte en lo que es una gran empresa, hay que prestar atención para saber qué cambia de cara a Hacienda. Son ellos mismos, a través de su página web, los que dan información pertinente sobre qué es exactamente una gran empresa y cómo debe afrontar ésta los efectos tributarios que la envuelven.

¿Qué límite económico convierte a una Pyme en una gran empresa?

Para poder saber cuando una Pyme se convierte en una gran empresa, hay un alcance económico que corresponde a la facturación que un empresario o profesional supera en un año. Este límite económico, que otorga la condición de Gran Empresa a quien lo tenga y cambia, además, muchas características de sus próximas declaraciones tributarias, es de 6.010.121,04 millones de euros.

Los próximos trámites burocráticos que dicha empresa declare ante la Agencia Tributaria, vendrán marcados por ese límite económico. Y no consiste, únicamente, en cambiar ciertos tramos o declarar en diferentes fechas, sino en informar del cambio de condición a gran empresa, y otras varias características que es importante conocer.

Las operaciones que son incluidas y las que no para ser considerada como gran empresa

Quizás puede haber cierta confusión cuando se hablan de los más de 6 millones de euros como límite económico para convertirse en una gran empresa. Porque hay algunas operaciones que están incluidas en el cálculo y otras no.

El volumen de operaciones total de una Pyme que va a cambiar su condición a gran empresa, es la suma de todas las entregas de bienes y prestaciones de servicio efectuadas por el contribuyente durante el año natural, incluidas, por otra parte, las que están exentas del impuesto.

No se incluyen, por ejemplo, las cuotas del IVA. Y tampoco las entregas ocasionales de bienes inmuebles, las operaciones financieras (exentas o no del IVA) ni las operaciones exentas relativas al oro de inversión.

Pero sí están incluidas todas aquellas operaciones en las cuáles el devengo del impuesto se produzca en el mismo ejercicio, o bien aquellas operaciones en las que se hubiera producido el devengo del IVA si no se les hubiese aplicado el régimen especial de criterio de caja.

Las obligaciones una vez se supera el límite económico de gran empresa

Una vez una empresa, o proyecto empresarial, supera el límite económico en la declaración que especifica todo lo que sucedió en el ejercicio anterior, entonces pasa a ser gran empresa y esto lleva una serie de obligaciones que hay que conocer:

Aunque, según los porcentajes, no son muchas las Pequeñas y Medianas Empresas las que superan sus expectativas y se convierten en gran empresa, es importante tener claro qué sucede en este momento y cuáles serán las obligaciones tributarias a partir de entonces.

Tu comentario se publicará con nombre y apellido
Normas

Más información

Archivado En

_
_