¿Vale la pena activar el modo ahorro de datos si tengo una tarifa ilimitada? Ampliar foto
/Unplash

¿Vale la pena activar el modo ahorro de datos si tengo una tarifa ilimitada?

No todo es el consumo de datos

Nuestros teléfonos actuales se han convertido en verdaderos ordenadores de bolsillo. Su potencia, cada vez más cercana a la de un portátil en el caso de los modelos más punteros, permite ejecutar todo tipo de aplicaciones y juegos. Y desde que las tarifas de datos ilimitados han llegado, las posibilidades han aumentado mucho.

Pero claro, teniendo en cuenta que muy posiblemente tengas una tarifa de este tipo, ¿para qué te va a servir activar el modo ahorro de datos en una red social o cualquier otra plataforma o servicio que lo permite?

Te vamos a contar las razones en las que activar el modo ahorro de datos te puede resultar especialmente útil y porqué sigue siendo una herramienta muy útil aunque tengas una tarifa con GB ilimitados.

El modo ahorro de datos no solo sirve para gastar menos megas

En la era digital actual, el acceso a datos se ha convertido en una necesidad fundamental. Muchos de nosotros dependemos del acceso a internet para trabajar, comunicarnos, divertirnos e incluso realizar tareas cotidianas básicas. Pero, si tienes un plan ilimitado, ¿realmente tiene sentido activar el modo ahorro de datos? Ya te adelantamos que sí.

Como su nombre indica, el modo ahorro de datos, por lo general, reduce la cantidad de datos que se envían y reciben por tu dispositivo. Menos datos significan que las aplicaciones trabajan menos y, en consecuencia, consumen menos energía. Así que tu batería durará más.

Además, aunque cuentes con datos ilimitados, activar el modo ahorro puede reducir la carga en los servidores de tu proveedor. Esto puede traducirse en velocidades de navegación más rápidas, algo muy útil si estás en una zona con poca cobertura, como el metro.

Otro detalle importante tiene que ver con esto mismo. Por ejemplo, puede que utilices Spotify o cualquier otro servicio de música en streaming y no te bajes las listas de reproducción. Pues, si entras en una zona sin cobertura y activas el ahorro de datos, será menos probable que la música se pause mientras intenta acceder a los servidores de la plataforma de música.

Y también te puede ayudar a mejorar tu concentración. En redes sociales, al activar el modo ahorro de energía suelen desactivarse notificaciones, algo que te permitirá mejorar tu productividad.

Evidentemente, todo tiene sus peros. Para empezar, en el modo ahorro de datos, las imágenes y los vídeos pueden cargarse en una calidad inferior, lo que puede afectar la experiencia general de navegación. Y si dependes de la sincronización en tiempo real, como en el caso de los correos electrónicos o las aplicaciones de mensajería, el modo ahorro de datos podría causar retrasos.

Así que, aunque no es una herramienta que vayas a utilizar en todo momento, te puede sacar de más de un apuro, así que úsala siempre que lo veas necesario, por mucha tarifa de datos infinita que tengas.

Normas
Entra en El País para participar