Qué hacer si tu reloj inteligente se ha mojado y no es resistente al agua Ampliar foto

Qué hacer si tu reloj inteligente se ha mojado y no es resistente al agua

Un problema muy común

Los smartwatch y pulseras de actividad han llegado para quedarse. Un gadget imprescindible a día de hoy y que sirve para mucho más que dar la hora. Especialmente si quieres cuidar de tu salud, ya que este tipo de wearables destacan por contar con sensores con los que poder monitorizar hasta el último paso que des, controlar tu ritmo cardíaco...

Pero, hay modelos que no son resistentes al agua. Es raro a día de hoy que un smartwatch no cuente con capacidad para sumergirse, o por lo menos resistencia a las salpicaduras. Así que, lo primero que debes saber es si tu modelo es resistente al agua.


Lo más normal es que tenga una certificación  IP o IX, en el primer caso hace referencia a resistencia al agua, pudiendo sumergir el reloj inteligente o pulsera de actividad en este líquido elemento sin preocuparse. Y por otro lado, tenemos modelos con certificación IX, que es resistencia a las salpicaduras.

Qué hago si mi smartwatch se moja y no es resistente al agua

En el caso de que tengas un smartwatch sin ningún tipo de resistencia al agua, o solo a las salpicaduras, y se ha mojado, lo primero que debes hacer es apagarlo. La razón de ello es que seguramente habrá agua dentro, y puede provocar un cortocircuito que pueda dañar tu wearable de forma permanente.

Una vez lo tengas apagado, hay que intentar secarlo lo antes posible. La idea de meter el reloj en arroz no es mala, ya que realmente este alimento absorbe la humedad. Pero el gran miedo es el óxido. Si aparece en los circuitos de tu reloj, olvídate de él ya que dejará de funcionar.

Así que, con el smartwatch apagado, te recomendamos utilizar un secador de pelo. Es muy importante que le des pequeñas pasadas, sin apuntar directamente al reloj inteligente o smartband para que no se sobrecaliente.

Haz pequeñas pasadas y estate 10 o 15 minutos. No hay prisa y lo importante es asegurar que toda el agua que haya podido entrar se evapore lo antes posible. Una vez hayas acabado este proceso, es el momento de dejar tu reloj dentro de un bote con arroz. Es importante que quede completamente cubierto.

Ahora, tocará cruzar los dedos y esperar dos o tres días para que el arroz haga su trabajo. Una vez pase este tiempo, prueba a encender el reloj inteligente para ver si se ha solucionado el problema y lo puedes volver a utilizar con normalidad.

Como habrás visto, los pasos a seguir son muy sencillos. Por lo que si sufres un percance de este tipo, ya sabrás que hacer si tu smartwatch se ha mojado y no es resistente al agua.

Normas
Entra en El País para participar