_
_
_
_
_

Stoov tiene la solución para que no pases frío al trabajar o ver la tele: un cojín calefactado

Este gadget es completamente seguro y cuenta con diseño espectacular

Cojín Ploov de Stoov
Stoov

Existen soluciones que son de lo más ingeniosas a la hora de evitar que pases frío en invierno. Una de ellas es la que tiene la compañía Stoov en el mercado y que seguro que convence a muchos por su utilidad y funcionalidad. Hablamos de un cojín calefactado que te permite llevarlo allá donde vayas para que siempre tengas una fuente de calor cerca.

El accesorio en concreto se llama Ploov, y tiene todo lo que ofrece un cojín tradicional fusionado con las nuevas tecnologías que permiten esconder algo en su interior que consigue que tengas las piernas o los riñones calientes. Hablamos de un elemento que emite infrarrojos y se conecta a almohadillas térmicas -que generan calor y que hacen que se alcancen temperaturas diferentes para lograr el ajuste adecuado en todo momento-. Por lo tanto, esta es una solución muy ingeniosa y de bajo consumo.

Diferentes lados en el cojín de Stoov

Esto es algo muy importante a la vez que interesante. La parte delantera de Ploov de Stoov es la que se calienta y, para que no te preocupes por nada, se incluye un elemento adicional de protección que evita sobrecalentamientos y que asegura que no vas a tener problema alguno al utilizar el accesorio. La trasera, que no sube de temperatura. Se puede utilizar siempre como cojín tradicional para obtener un descanso perfecto en todo tipo de situaciones.

Cojin Ploov marrón
Stoov

Entre las cosas que ofrece este gadget, que tiene una batería en su interior que se recarga sin sacarla con un adaptador que se incluye con el cojín, está que se puede utilizar entre dos y cuatro horas sin tener que recurrir a una enchufe -hay una batería de mayor amperaje, pero supone un extra en el precio-. Es tiempo más que suficiente para que acabes de ver una película en la tele o completar la mañana o la tarde de trabajo en casa.

Además, es posible establecer tres Modos diferentes de uso dependiendo de la temperatura que se alcanza y que se ajusta dependiendo del ambiente en el que estés (siempre hay que recordar que existe tejido por medio que evita sensaciones negativas):

  • Modo 1 que funciona con un ratio de 28 a 32 grados
  • Modo 2 que trabaja entre 35 y 39 grados
  • Modo 3, el más potente que utiliza una horquilla de 38 a 42 grados.
Chica con Ploov de Stoov
Stoov

Opciones de todo tipo en Ploov

Para que encuentres el modelo que encaja con tus necesidades, el fabricante ofrece dos dimensiones diferentes: 45 x 60 y 25 x 60 centímetros. Además, hay muchas opciones para elegir en lo que tiene que ver con los colores o acabado, pero siempre se utilizan opciones como el punto de alta calidad que no tiene problema alguno con los lavados (ya que el cojín es desenfundarle).

En lo que tiene que ver con los precios, es posible conseguir uno de estos cojines calefactados de Stoov desde 99,95 euros, existiendo horas posibilidades que incrementan el precio por el acabado elegido y la carga de la batería.

Más información

Archivado En

_
_