El nuevo MacBook Pro no será tan rápido como esperábamos… ¿Qué ha sucedido con el portátil?
Licencia Unsplash

El nuevo MacBook Pro no será tan rápido como esperábamos… ¿Qué ha sucedido con el portátil?

Las últimas novedades de Apple

Apple ha vuelto a sorprendernos. Las últimas novedades relacionadas con el modelo estándar MacBook Pro de 14 pulgadas han sido completamente inesperadas para los amantes de la compañía de la manzana. Y es que, si los MacBook Pro 2023 están disponibles en el mercado con configuraciones M2 Pro y M2 Max… ¡Ahora tenemos un nuevo detalle importante a tener en cuenta! Ese detalle es que el modelo básico que hemos mencionado cuenta con una unidad SSD de 512 GB que nadie esperaba que estuviera ahí y convierte al dispositivo en un portátil ligeramente más lento.

Así afecta la unida SSD al modelo MacBook Pro

A pesar de este detalle, no se espera que influya en la velocidad de lectura o escrita de MacBook Pro de 14 pulgadas. Prácticamente, nadie va a apreciar este menor rendimiento de SSD que ha incluido Apple en su dispositivo. Pero ¿por qué este MacBook Pro tiene un SSD más lento? Básicamente, la respuesta más sencilla es por el número de chips que utiliza el portátil:

  • M2 Pro: dos chips NAND
  • M1 Pro: cuatro chips NAND
El nuevo MacBook Pro no será tan rápido como esperábamos… ¿Qué ha sucedido con el portátil?
Licencia Unsplash

La diferencia de velocidades es la siguiente:

  • M2 Pro: 2.973 MB/s (lectura) y 3.154 MB/s (escritura)
  • M1 Pro: 4.900 MB/s (lectura) y 3.950 MB/s (escritura)

Como veis, es considerablemente superior en velocidad el modelo precedente. No obstante, como ya hemos dicho, apenas se va a notar la experiencia a un nivel de usuario. Quizás un profesional llegara a notarlo, dependiendo del volumen de trabajo con el que estuviera operando.

Rendimiento frente a velocidad: ¿Qué eliges?

A pesar de este descenso de velocidad, Apple ha mejorado considerablemente los chips NAND. Como hemos visto, este MacBook Pro utiliza dos de ellos. ¿Qué significa esto? Una mejor considerable para los portátiles básicos en cuanto a rendimiento, pero una disminución de la velocidad. Vamos, una de cal y una de arena, de toda la vida.

En resumidas cuentas, el usuario sale beneficiado a gran escala y va a ser muy difícil que la experiencia de la velocidad se resienta cuando utilices un MacBook Pro de 2023, de 14 pulgadas. Habría que colocarle un modelo superior al lado para que uno identificara esa desventaja en cuanto a rapidez de lectura y escritura.

Normas
Entra en El País para participar