Estrategia

Los tres escenarios de XTB para hacer frente a 2023

El bróker ve grandes oportunidades de inversión pese a las alertas de crisis

Los tres escenarios de XTB para hacer frente a 2023

La inflación y la geopolítica son los dos ejes sobre los que pilotan las estrategias de inversión en 2023. Pablo Gil, analista jefe de XTB, considera que este será un año de grandes oportunidades de inversión tanto en Bolsa como en la deuda. A pesar de esta euforia, desde el bróker advierten de que el endurecimiento monetario aún no ha impactado en el crecimiento de la mayoría de las economías y que los mercados no están cotizando un escenario generalizado de futura recesión. “Los riesgos potenciales siguen siendo importantes y justifican extremar la cautela a la espera de mayores ajustes a la baja en la Bolsa”, apunta Gil. Desde la firma trabajan con tres posibles escenarios: uno positivo, otro negativo y el deprimido, que deriva en una crisis financiera severa.

  • Escenario positivo

Pablo Gil cree que los eventos vividos en los últimos tres años, como la pandemia o la guerra de Ucrania, son solo cisnes negros. Es decir, una vez superados se retornará a la normalidad monetaria y geopolítica previa. Según estas previsiones, en 2024 la inflación volverá al objetivo del 2% y los tipos de interés alcanzarán el punto álgido en el primer trimestre del año. En este escenario, China cambia definitivamente su política de Covid cero e implementan medidas para combatir la desaceleración económica. Aunque el endurecimiento monetario está provocando un enfriamiento de la economía, se logra evitar la entrada en recesión profunda. Con estas ideas como telón de fondo en XTB recomiendan invertir en sectores defensivos, renta fija, e infrapondera el dólar.

  • Escenario negativo

En el segundo escenario, el que Gil considera base, se mantiene una gran correlación entre la Bolsa y la deuda. Con la idea de que el mercado bajista de 2022 se prolongará, desde la firma sobreponderan los sectores defensivos y las cotizadas de consumo básico, a la vez que escogen al dólar como activo refugio y recomiendan evitar la renta fija corporativa de alto rendimiento.

Las condiciones que deben cumplirse en este escenario es que el pico inflacionista comience a bajar desde principios de año, aunque de una forma más lenta y pone en duda la posibilidad de volver a niveles del 2% durante los próximos años. A pesar de que la subida de tasas de interés se alcanza en el primer trimestre, la reticencia de la inflación a corregir lleva a los bancos centrales a ser más agresivos con sus programas de ajuste cuantitativo.

  • Escenario deprimido

El tercer escenario es el más pesimista. A los problemas de elevada inflación y desaceleración se suman focos de tensión adicionales que acaban provocando una crisis financiera tan severa que lleva a los bancos centrales a abandonar la lucha contra la inflación para poder estabilizar el sistema. En este contexto, Gil espera que la Bolsa registre caídas superiores al 50% y la fórmula más adecuada es buscar coberturas y estrategias defensivas vía opciones. Junto a ello, el experto recomienda evitar la deuda periférica de Europa.

Normas
Entra en El País para participar