Paradores apostará por el turismo extranjero para impulsar ventas y beneficio

Prevé alcanzar unas ventas de 412 millones y ganar 56 millones en 2028

Pedro Saura, presidente de Paradores.
Pedro Saura, presidente de Paradores.

El presidente de Paradores, Pedro Saura, ha presentado esta mañana en la Feria Internacional de Turismo (Fitur) el nuevo plan estratégico de la sociedad pública, que marca las directrices de la compañía hasta 2026 y las previsiones para 2028, fecha en la que cumplirá cien años de existencia y en la que la cartera de alojamientos también llegará a 100 paradores. “Sigue contando con una marca reputada y ha salido más robusta y más saneada tras la pandemia”, aseguró Saura.

Tras acumular años de pérdidas tras la Gran Recesión, Paradores volvió al ebitda y al beneficio neto positivo en 2021. Doce meses después ha vuelto a tener números negros (11 millones de beneficio neto). “Encadenamos dos años de beneficio neto y ebitda positivos y eso nos prepara para afrontar el futuro del turismo, que no pasa por abaratar costes, si no por generar valor y pasar de la cantidad a la calidad”, aseguró. El nuevo plan estratégico se basa en tres pilares: crecer en los segmentos de negocio y ocio; desestacionalizar la oferta con más clientes extranjeros y mejorar la experiencia del cliente.

Saura incidió en la importancia de recomponer el mix de turistas de Paradores. “En 2022 el peso de los extranjeros fue del 31% y el objetivo es que supongan el 50% en 2028”, con una fuerte orientación a los mercados de fuera de la UE, con un alto poder adquisitivo. De hecho aseguró que la compañía prevé en cinco años pasar de unos ingresos de 310 millones de euros en 2023 a otros 412 millones en 2028 y de un resultado de explotación de 36 a 56 millones. “Todo ello pasa por aportar calidad y cobrar un precio más alto manteniendo la misma ocupación”.

Una calidad que estará anclada en el plan de inversiones de la compañía, que prevé un gasto de 334 millones de euros en los próximos cinco años. De ellos, 200 se destinarán a la inversión en la remodelación de edificios, otros 25 millones a eficiencia energética y otros 20 a tecnología. Estos dos últimos capítulos se financiarán en gran medida a través de los fondos Next Generation. Los restantes 89 millones procederán de Turespaña y de su capítulo de inversiones en Bienes de Interés Cultural (BIC).

Normas
Entra en El País para participar