Arquimea, competitividad global impulsada por sus proyectos aeroespaciales

La compañía continuará con su estrategia de adquisiciones internacionales Crecimiento moderado de su facturación en los próximos cuatro años

Infografía: Belén Trincado

Arquimea, empresa española, desarrolla su actividad en sectores de alta exigencia, con una fuerte base de desarrollo tecnológico y de innovación. La compañía diseña, fabrica y distribuye productos con un alto grado de especialización principalmente para los sectores aeroespacial, industria de la ciencia, biotecnológico y fintech. Mediante sus filiales en Alemania, EE UU y el sudeste asiático, Arquimea exporta a más de 25 países, y cuenta con un portafolio de clientes que abarca compañías líderes a nivel mundial y organismos como la agencia espacial europea o la NASA

El grupo apuesta por el sector aeroespacial, y tiene entre sus objetivos a corto plazo continuar con su expansión internacional, principalmente en el mercado estadounidense, y seguir avanzando en el proyecto BeetleSat, el cual lidera, para la construcción de una constelación de satélites en la órbita LEO (Low Earth Orbit) que está previsto se despliegue en 2025.

Arquimea desarrolla su actividad en un sector caracterizado por elevadas barreras de entrada, bajo número de actores y márgenes elevados. Sin embargo, debido al grado de especialización, no es posible aplicar economías de escala, dado que la fabricación de productos es, en su mayoría, en series cortas. A pesar de que, al ofrecer productos muy especializados, las nuevas oportunidades de negocio pueden estar afectadas de cierta temporalidad, ello no ha afectado a Arquimea, que mantiene una fuerte trayectoria de crecimiento año tras año.

La economía espacial continuó su crecimiento en el 2020, mostrando su resiliencia a pesar de la pandemia del Covid-19, y registró una tasa récord de 9% en el 2021. Las perspectivas son favorables y se espera que la economía espacial capee la volatilidad del mercado y las presiones macroeconómicas y siga creciendo respaldado también por el mayor gasto gubernamental.

Al cierre del año fiscal marzo 2022, la facturación del grupo se situó en 116 millones de euros, lo que representa un aumento del 61,0% respecto al ejercicio anterior. En ese año, el crecimiento se explica principalmente por los resultados de su línea de negocio de servicios médicos, por la prestación de servicios de pruebas relacionadas con el Covid-19, lo cual fue posible por la ágil respuesta del grupo, el cual, contó con centros de test Covid en más de 15 aeropuertos españoles. Si bien el ebitda creció hasta 16,8 millones de euros, el margen disminuyó afectado por la compra de materias primas y gastos administrativos derivados del incremento de la línea de servicios médicos (margen ebitda: 14,4%). El corto ciclo de vida y generación de ingresos de las pruebas de detección del virus Covid-19 será sustituido por el crecimiento previsto en el sector aeroespacial y demás sectores de la compañía.

En 2021, Arquimea registró dos programas de renta fija, una emisión de bonos hasta 100 millones de euros y una emisión de pagarés hasta 75 millones en el Mercado Alternativo de Renta Fija (MARF). En diciembre, emitió Bonos Subordinados Garantizados por un importe de 25 millones con el fin de realizar la primera inversión para la adquisición de una empresa de tecnología espacial israelí. La deuda financiera total se incrementó en 126%, impactando su autonomía financiera, que, no obstante, se mantuvo en niveles satisfactorios, representando el patrimonio neto un 105% sobre la deuda financiera total al cierre del año fiscal marzo 2022. El nivel de endeudamiento medido como la relación entre la deuda financiera neta a ebitda se mantuvo en un nivel saludable.

De cara al futuro, Arquimea continuará con el crecimiento orgánico, y espera completar su plan de adquisiciones internacionales, según lo previsto. En los siguientes cuatro años se espera un crecimiento moderado de la facturación, acompañado de una sólida autonomía financiera y un nivel de endeudamiento adecuado. No obstante, la aparición de nuevos competidores, la obsolescencia de las nuevas tecnologías y el corto ciclo de vida de algunos productos/servicios, pueden provocar una alteración de los ingresos y del ebitda.

La agenda de Cinco Días

Las citas económicas más importantes del día, con las claves y el contexto para entender su alcance
Recíbela
Normas

Archivado En