Crónica bursátil

El Ibex cede un 0,46% en una jornada de reducida actividad

El selectivo español logra mantener a flote los 8.300 puntos

Operadores de la Bolsa de Nueva York
Operadores de la Bolsa de Nueva York Getty Images via AFP

La fortaleza que sigue mostrando la economía estadounidense no termina de sentar bien a los inversores. Después de varias semanas especulando con la posibilidad de que la Reserva Federal aminore el ritmo de las subidas de tipos, en las últimas jornadas la resistencia del mercado laboral ha llevado a los inversores a poner en duda la moderación. Siguiendo la estela bajista de Wall Street los inversores aprovecharon las escasas referencias macroeconómicas para plegar velas. El Ibex 35 no permaneció ajeno a esta tendencia y en una jornada marcada por la festividad del Día de la Constitución retrocedió un 0,46%, A pesar de los recortes registrados en las últimas jornadas, el selectivo español logra mantener la barrera de los 8.300 puntos.

Lo más significativo de la jornada fue el escaso volumen, algo propio de los festivos. La Bolsa española movió 792,1 millones de euros, un 31,97% menos que la media diaria de diciembre (1.164,49 millones de euros).

Con un alza del 1,19%, Telefónica lideró los ascensos. Le siguieron a cierta distancia Acerinox (0,92%), Aena (0,36%) y Acciona (0,33%). Grifols, que la jornada anterior había recibido el respaldo de Morgan Stanley, retrocede un 6% y se come la recuperación que experimentó en el arranque de la semana. Fluidra retrocedió un 2,99% y Bankinter, un 2,89%. JP Morgan ha rebajado la recomendación para la entidad que preside María Dolores Dancausa. El banco estadounidense mantiene una posición neutral frente a la recomendación de sobreponderar anterior y reduce el precio objetivo a sus acciones a 5,6 euros, por debajo de los 5,99 registrados al cierre.

El comportamiento del Ibex se mantuvo en línea con el registrado por el resto de índices europeos. Con la vista puesta en las reuniones de política monetaria de la próxima semana, los inversores prefieren no arriesgar. El Dax alemán bajó un 0,72%; el Cac francés, un 0,14%; el FTSE británico, un 0,61% y el Mib italiano, un 1,15%. A la espera de conocer las decisiones de la Reserva Federal y el BCE, como aperitivo los inversores asimilaron la subida de tipos del Banco de Australia, que elevó las tasas hasta el hasta el 3,1%, su nivel más alto en 10 años.

Enguerrand Artaz, Fund Manager de la gestora francesa La Financière de l’Echiquier, cree que las alzas que han tenido los mercados en las últimas semanas pueden ser un exceso de complacencia que sirva de preludio ante futuros recortes.

"Este optimismo que hemos visto podría transformarse en estos momentos en una complacencia poco racional, y los movimientos de los mercados de la semana pasada dan buena muestra de ello", considera el experto. "Todo se reduce a determinar si se trata de un nuevo bear market rally, preludio de una nueva caída en las bolsas, incluso de un nuevo mínimo, o si estamos ante el inicio de un cambio de tendencia más duradero. La última hipótesis parece poco probable a la vista del pesimismo en torno a las perspectivas de la política monetaria y el ciclo económico, pero también de las valoraciones (razonables, pero no atractivas) y del posicionamiento técnico, con numerosos mercados situados en niveles de sobrecompra", añade.

En el mercado de deuda la rentabilidad del bono español a 10 años permanece estable en el 2,8% con el alemán en el 1,8%. Por su parte, el euro pierde la barrera de los 1,05 dólares.

Fe de errores

u

Normas
Entra en El País para participar