Plan a 2026

CAF invertirá 550 millones en la compra de empresas del transporte

Desembarco en Norteamérica en el mercado de autobuses eléctricos

CAF invertirá 550 millones en la compra de empresas del transporte

CAF reserva 550 millones para la compra de empresas relacionadas con el sector del transporte, dentro de su estrategia hasta 2026. Estas operaciones aportarían, según sus cálculos, unos ingresos de 400 millones al balance consolidado. Con prioridad a invertir en mercados que considera claves por sus planes de desarrollo de infraestructuras ferroviarias y por la reorganización hacia una movilidad urbana más sostenible. Su foco comercial estará orientado hacia Europa, Norteamérica y la zona de Asia Pacífico. Además de en España, tiene fábricas en Francia, Reino Unido y Estados Unidos.

El grupo quiere mantener bajo control su deuda financiera neta (DFN), que en ningún caso sobrepasará las 2,2 veces el beneficio bruto de explotación (Ebitda) en los próximos cuatro años y según su planificación. Otra aspiración es la de multiplicar por más de 1,8 veces el beneficio neto de explotación de 2021 para llegar a los 300 millones.

En su plan, presentado este jueves a la Comisión Nacional del mercado de Valores (CNMV) y a los inversores, el grupo de Beasain (Gipuzkoa) aspira a crecer un 63% en ventas, sobre los datos de 2021, para facturar 4.800 millones. La división ferroviaria ingresaría 3.500 millones dentro de cuatro años, un 57,51% más. Y el negocio de autobuses, nucleado en torno a la filial polaca Solaris, aportaría 1.300 millones, tras un incremento del 80,30%.

Desde CAF consideran que el mercado ferroviario crecerá en adjudicaciones a un ritmo anual del 3% hasta 2027. Espera captar proyectos por un volumen de 1.500 millones a 2.000 millones  durante el periodo 2023-2026. Ya tiene identificadas 70 "oportunidades" en todo el mundo con "una tasa de éxito" del 30%.

Socios en Norteamérica

En relación con la división de autobuses, el grupo vasco aspira a extender la actividad de su filial Solaris en Europa en rutas interurbanas y desembarcar en Norteamerica. En ambos mercados con unidades impulsadas por baterías para reforzar su presencia en el segmento del transporte por carretera con cero emisiones.

La demanda anual de autobuses eléctricos en Estados Unidos y Canadá es de 7.000 unidades. El primero de los países citados exige producción nacional a los grupos como CAF, según su legislación. Todos los estados recibirán del Gobierno de Washington fondos para impulsar la electrificación de la movilidad urbana. California, por ejemplo, exigirá que las nuevas matriculaciones a partir de 2030 solo se expidan a autobuses eléctricos. 

Para reducir los recursos destinados a este desembarco, CAF estudia alianzas con grupos locales. Con el objetivo de llegar a una cuota de mercado del 10% en Norteamérica en 2030.

Sobre los dividendos, el informe apunta a "una progresión ascendente en línea con los resultados", sin más especificaciones.

Normas
Entra en El País para participar