Francia lanza la operación bursátil para nacionalizar completamente EDF

La oferta por el 16% de las acciones se llevará a cabo del 24 de noviembre al 22 de diciembre a un precio de 12 euros por cada título

Central térmica de EDF.
Central térmica de EDF.

El Estado francés ha anunciado que lanzará este jueves la oferta para la compra de las participaciones minoritarias de la eléctrica EDF, con vistas a su nacionalización total.

La oferta por el 16% de las acciones que no están en manos del Estado se va a llevar a cabo del 24 de noviembre al 22 de diciembre a un precio de 12 euros por cada título, indicó en un comunicado el Ministerio de Economía y Finanzas.

El anuncio llegó un día después de que hubiera dado su visto bueno a la operación la Autoridad de los Mercados Financieros (AMF), cuyos términos cuestionaban algunos de los accionistas minoritarios.

La Agencia de Participaciones del Estado espera obtener al término de ese periodo al menos el 90% del capital de EDF, lo que le permitirá sacar la empresa de la Bolsa de París.

El objetivo del Gobierno con esta nacionalización total es tener las manos libres para una eventual reestructuración del grupo y para diseñar un mecanismo de financiación de los al menos seis nuevos reactores nucleares que se ha comprometido a construir el presidente francés, Emmanuel Macron.

El Consejo de Ministros decidió también este miércoles el nombramiento como nuevo consejero delegado de Luc Rémont en sustitución de Jean-Bernard Lévy con varios retos de gran magnitud.

A corto plazo, la principal urgencia es reactivar rápidamente varias centrales nucleares que llevan meses paradas por problemas de mantenimiento o por problemas de corrosión detectados de cara a los previsibles picos de consumo de electricidad en invierno.

Francia se ha visto obligada en los últimos meses a importar de forma masiva electricidad de países vecinos como Alemania o España para compensar la baja producción de su parque nuclear, que normalmente cubre alrededor del 70% de la demanda.

Otro gran desafío para Rémont es remontar la situación financiera de la empresa que, según algunos analistas, verá agravado este año su volumen de deudas con unos 20.000 millones de euros hasta 60.000 millones.

Normas
Entra en El País para participar