Banca

Credit Suisse perderá 1.500 millones este trimestre tras la salida del 6% de sus activos gestionados

La crisis de la firma suiza se agrava, con dificultades también en banca de inversión y 'trading'

Credit Suisse perderá 1.500 millones este trimestre tras la salida del 6% de sus activos gestionados
REUTERS

Credit Suisse, el segundo mayor banco de Suiza, anunció hoy que espera unas pérdidas antes de impuestos de 1.500 millones de francos (similar cifra en euros y dólares) en el último trimestre de 2022, a añadir a las de 1.940 millones que arrastra en lo que va de año la entidad, envuelta en una grave crisis.

El banco de Zúrich, que celebra una junta extraordinaria para votar una primera ampliación de capital que ayude a aliviar su situación, destacó en un comunicado que las cuentas del trimestre se han visto afectadas por la ralentización de los mercados de capitales y las adversas condiciones de mercado, que han generado descensos tanto en la actividad de banca de inversión como en la intermediación.

La entidad, que planea concentrarse en su negocio tradicional de banca para grandes patrimonios, ha sufrido no obstante salidas masivas de capitales. En concreto, los reembolsos de clientes han supuesto el 6% de los activos bajo gestión solamente en un trimestre, unos 84.000 millones de euros.

El 27 de octubre el banco anunció un ambicioso plan de reestructuración para hacer frente a sus problemas financieros y de imagen, que incluye el despido de 9.000 empleados en su plantilla global y una reducción de costes del 15% antes de 2025. En paralelo está trabajando en ampliar de capital por 4.000 millones de euros. Las previsiones del banco pasan por volver a ser rentable para 2024

La nota de este miércoles subraya que el banco está progresando en ese plan, que incluye una reducción inicial de gastos de 1.200 millones antes de finales de año, y que está trabajando por mejorar su balanza de pagos, para lo cual ha lanzado recientemente bonos por valor de 5.000 millones . La asamblea extraordinaria de hoy decide si aprueba una primera ampliación de capital con la que espera recaudar 1.760 millones , vendiendo 462 millones de nuevas acciones.

Buena parte de esa ampliación sería adquirida por el Banco Nacional Saudí, que con esta operación pasaría a tener un 9,9% de las participaciones de Credit Suisse y a convertirse en uno de los principales accionistas. El banco de Zúrich, que ha reportado cuatro trimestres consecutivos en negativo y ha perdido este año más del 60 % de su valor en bolsa, no acaba de recuperarse de su exposición en años pasados a firmas colapsadas como el fondo de cobertura estadounidense Archegos o la empresa australiana de servicios financieros Greensill Capital.

Normas
Entra en El País para participar