Telefónica Brasil cae a mínimos de cuatro años en Bolsa por la incertidumbre política

El mercado teme un aumento del déficit público con el nuevo Gobierno

La teleco aceleró su crecimiento en el tercer trimestre tras comprar Oi

Sede de Telefónica Brasil.
Sede de Telefónica Brasil.

Telefónica Brasil vive un momento complicado en Bolsa. La mayor filial cotizada de la operadora está cotizando en los precios mínimos de los cuatro años en Bolsa en el entorno de los 38 reales, tras haber alcanzado el 6 de abril un máximo anual de 55,35 reales. En Wall Street, sus ADR están en mínimos históricos, llegando a cotizar por debajo de la cota de los siete dólares.

Desde principios de año, las acciones de Telefónica Brasil se dejan cerca de un 20%. Los títulos de la matriz, por el contrario, parecen haber dejado atrás el castigo sufrido en los últimos meses, y rebotar en torno a un 11% desde su mínimo anual, registrado a final de octubre, gracias a la mejora de las cuentas.

En términos generales, Telefónica Brasil se está viendo penalizada por las incertidumbres económicas en Brasil ante la llegada del nuevo Gobierno, bajo el mando de Lula da Silva, que busca implantar una nueva política fiscal.

En los últimos días, tanto el real como la Bolsa brasileña han sufrido duras sacudidas ante los planes de Lula da Silva de elevar el presupuesto de 2023, con un aumento del déficit público. El cumplimiento de las promesas electorales supondrá un coste adicional para las arcas públicas de entre 160.000 y 200.000 millones de reales (entre 29.000 y 36.300 millones de euros).

En términos internos, sin embargo, la empresa ha acelerado el crecimiento desde enero. En los nueve primeros meses del año, los ingresos aumentaron un 8,8%, con un incremento del 10,6% en el tercer trimestre, con la integración de los activos de Oi. El ebitda recurrente creció un 7,3% hasta septiembre, con una subida del 12,3% en el tercer trimestre. El beneficio neto bajó un 18,6% hasta septiembre, por la ausencia de extraordinarios, con una subida del 9,3% entre julio y septiembre.

Clientes

Telefónica Brasil cerró el tercer trimestre con un total de 111,6 millones de clientes, un 14,6% más que en la misma fecha del ejercicio anterior, y de nuevo al frente del grupo.

Además, la teleco defiende su tradicional estrategia de fuerte remuneración a los accionistas. En los nueve primeros meses del año, la operadora destinó 3.400 millones de reales a dividendos y otros 500 millones a recompra de acciones. En la reciente presentación de resultados, Telefónica Brasil señaló que el payout de los últimos 12 meses se sitúa en el 113%, con una rentabilidad por dividendo del 9,2%.

La compañía elevó su capex un 20,2% en el tercer trimestre, hasta 2.586 millones de reales, cifra que supone un 21,2% de sus ingresos. Telefónica Brasil aceleró la inversión para impulsar los despliegues de fibra, gracias a sus vehículos de inversión, así como en el 5G, con el objetivo de encender esta tecnología en todas las capitales estatales durante este mes.

Telefónica anunció una amplia reorganización de su participación en la filial brasileña, con la eliminación del histórico holding SP Telecomunicações Participações, que repartió su participación entre la matriz del grupo y Telefónica Latinoamérica Holding.

Normas
Entra en El País para participar