Estrategia 2023-2025

Endesa prevé vender en 2023 su cartera de clientes de gas, 1,8 millones

Enel anuncia inversiones globales de 37.000 millones, de las cuales, 8.640 millones corresponden a España

Francesco Starace, consejero delegado de Enel, hoy en Roma.
Francesco Starace, consejero delegado de Enel, hoy en Roma.

El consejero delegado de Enel, Francesco Starace, mostró ayer su confianza en el marco regulatorio en España y Portugal, ya que “no va a haber grandes cambios”, y consideró que “tiene sentido” invertir en renovables en ambos mercados. En una rueda de prensa en el marco del Capital Markets Day del grupo, en el que la energética italiana anunció inversiones por 37.000 millones entre 2023 y 2025, de las cuales 8.640 millones corresponderán a su filial española Endesa, Starace defendió la apuesta por Endesa, cuyas inversiones se centrarán en renovables y redes. Las inversiones globales se reducen un 17,7% respecto al plan de 2022-2024, en el que que anunció 45.000 millones.

El ejecutivo destacó que Enel cuenta con “una amplia base de clientes” en ambos países a los que quiere “aislar del riesgo” del gas y carbón, por lo que “acelerará” la apuesta por las renovables y la salida del negocio de los fósiles. Concretamente, prevé vender su cartera de clientes de gas, 1,8 millones, el próximo año.

Starace dijo que esto no tiene “nada que ver con el marco regulatorio o qué va a hacer España con la tarifa del gas, y lo enmarcó en la estrategia del grupo de acelerar su descarbonización y abandonar los combustibles fósiles. Ya el año pasado, la energética pública fijó 2040 como límite para desprenderse de este negocio. “La electrificación va a reemplazar al gas en el gasto de consumo, es una tendencia que se va a acelerar, debido a ese choque enorme que el gas está creando en el mercado energético. Debemos salir antes de lo previsto, y también en España”, dijo.

En el periodo, el grupo prevé desinvertir 21.000 millones de euros y salir de tres países: Perú, Argentina o Rumanía. Y se centrará en Italia, España, EE UU, Brasil, Chile y Colombia.

Sobre el impuesto con el que el Gobierno de Pedro Sánchez quiere gravar los ingresos de las energéticas, Starace consideró que es algo que “Endesa está gestionando muy bien”, aunque se debe “analizar desde el punto de vista jurídico y del inversor”, en alusión a un posible recurso. “En cuanto se conozcan los detalles, Endesa va a tomar la decisión correcta y va a ver qué hacer, pues Enel solo lo puede “seguir desde fuera”.

Las desinversiones anunciadas permitirán al grupo un importante recorte de la deuda, que asiende a un récord de 69.700 millones de euros, y que podría bajar hasta un abanico de 58.000 a 62.000 millones a fin de diciembre, para luego reducirla a entre 51.000 y 52.000 millones a finales de 2023.

En cuanto a Endesa, cuyo plan estratégico detallado se presenta hoy, las inversiones crecen un 15% respecto a los objetivos del año pasado y prevé desarrollar en tres años 4.750 MW, sobre los 21.000 MW que espera llevar a cabo el grupo. La filial española será el destino del 26% de las inversiones por 17.000 millones en renovables, con unos 4.300 millones. Esta cifra representa casi un 39% más de lo previsto en su plan anterior, que ascendía a 3.100 millones de euros.

Turbulencias

Starace advirtió que quedan tiempos difíciles por delante, citando tanto los altos precios del gas como las medidas del gobierno para hacer frente a la crisis. Dijo que espera “al menos un par de años de turbulencias”, por lo que la empresa está “adoptando un enfoque más conservador”. Enel ha recortado su previsión de beneficiosa entre 5.000 y 5.300 millones de euros, ante el impacto de la crisis energética.

El grupo energético, de capital mayoritariamente público, prevé que en los próximos tres años su beneficio neto aumente entre un 36% y un 40%, desde los entre 5.000 y 5.300 millones de euros que se estiman para este 2022, hasta los entre 7.000 y 7.200 millones para 2025. Asimismo, Enel estima que su Ebitda ascienda a entre 22.200 y 22.800 millones de euros en 2025, más de un 16% que el calculado para el año en curso, que es de entre 19.000 y 19.600 millones de euros.

Asimismo, Starace, de 67 años, aseguró que buscará un cuarto mandato al frente de la empresa cuando termine el actual, la próxima primavera.

 

Normas
Entra en El País para participar