Dividendo de 4,25 euros

Siemens cae un 40% en beneficios este año y espera crecer un 9% en ingresos en 2023

Impacto negativo de los negocios de Rusia y de Siemens Energy

Roland Busch, presidente y CEO de Siemens.
Roland Busch, presidente y CEO de Siemens.

Siemens, que cierra su balance al 30 de septiembre, ganó 3.723 millones netos este año, un 39,6% menos que en el ejercicio anterior. La caída de resultados responde a la retirada de sus actividades en Rusia y al ajuste a la baja del valor de su participación en Siemens Energy (SE), que concentra sus negocios relacionados con la energía. SE ha perdido 647 millones en 2022, lastrada por los números rojos de Siemens Gamesa, su participada al 67% y que registró un resultado negativo de 940 millones en este ejercicio.

Para 2023, Siemens confía en una relajación de las tensiones geopolíticas y de los problemas relacionados con la cadena de suministros y con la Covid-19. Con un escenario más despejado, la corporación con sedes en Berlín y Múnich espera crecer entre un 6% y un 9% en ingresos el próximo año, con un margen de beneficio sobre ventas que estaría en la banda del 19% al 21%. 

Roland Busch, presidente y consejero delegado de la multinacional alemana, ha destacado que la división industrial registró un beneficio récord de 10.000 millones, con un importante aumento también del área centrada en la digitalización. El grupo de ingeniería y tecnología repartirá un dividendo de 4,25 euros por acción con cargo a los resultados de 2022 (la retribución anterior fue de 4 euros por título). Este jueves y al inicio de la jornada, las acciones de Siemens subían entre un 8% y un 7% en la Bolsa de Frankfurt.

La corporación germana alcanzó unas ventas de casi 72.000 millones en 2022, un 8,2% más. El negocio digital creció un 18% en facturación, al superar los 19.500 millones. Y la división de infraestructuras inteligentes registró unos ingresos de 17.300 millones, tras un crecimiento del 16%. Además, las actividades relacionadas con la movilidad y con la salud lograron incrementos del 5% y del 21%, respectivamente. 

Nueva segregación

Busch ha explicado que Siemens realizará una nueva segregación de sus negocios, como cuando agrupó sus actividades de energía en Siemens Energy, que salió a cotizar hace dos años. A la nueva empresa aportará las actividades de sus filiales industriales LDA y Sykatec, centradas en el ámbito de los motores y en componentes como los husillos. La compañía nacerá con una facturación de 3.000 millones y una plantilla de 14.000 trabajadores. Estará orientada a la producción de equipos para las área de electrificación y de conversión de energía.

Normas
Entra en El País para participar