Perspectivas

JP Morgan AM prevé una rentabilidad a largo plazo del 7,2% para las carteras tradicionales

Se trata de los mayores retornos en una década

JP Morgan AM prevé una rentabilidad a largo plazo del 7,2% para las carteras tradicionales
REUTERS

Las tensiones geopolíticas, la crisis energética, el alza de los tipos para contener la inflación y los temores de recesión complican día a día la inversión. Aunque a día de hoy los gestores se afanen en rebajar las pérdidas, las perspectivas a largo plazo son más optimistas. Esa es la idea que se desprende de la edición número 27 del informe Hipótesis del mercado de capitales a largo plazo (Long-Term Capital Market Assumptions). Para una cartera tradicional que invierte en 60% en Bolsa y el 40% restante en deuda, desde a gestora prevén que durante los próximos 10-15 años la rentabilidad anual suba del 4,3% previsto el año pasado, al 7,2% actual.

John Bilton, responsable de Global Multi-Asset Strategy en J.P. Morgan Asset Management advierte que si bien es probable de la caída de los mercados aún no haya tocado suelo, a largo plazo esperan que las turbulencias acaben creando las mejores oportunidades de inversión en una década. "“Si bien los mercados siguen presentándose desafiantes a corto plazo, por primera vez en años los inversores tienen a su disposición un completo conjunto de carteras con previsiones de rentabilidad muy positivas en activos que cubren todos los niveles de riesgo”, remarca.

La firma destaca que mientras que muchos inversores están centrados en la alta inflación y otros vientos de cara a corto plazo, las proyecciones a largo plazo han dado un giro y son "significativamente" más altas. En el entorno actual de tipos al alza, la deuda ha dejado de ser el activo perdedor y recupera su característica de valor refugio. Las rentabilidades negativas vistas años atrás son ya una excepción y la previsión para estos activos es que ofrezcan una rentabilidad de entre el 3,2% en el caso de la deuda estadounidense, el 4,7% para los bonos en grado de inversión y el 7,7% para la deuda high yield.

Para la renta variable, un activo de más riesgo, los retornos son aún mayores. JP Morgan espera que las grandes capitalizadas estadunidenses ofrezcan retornos del 7,9%, superior al 4,1% previsto el año anterior. Por su parte, la Bolsa europea avanzará un 10,5%; la japonesa, un 10,4% mientras la británica y la de los países emergentes repuntarán un 9,1% y 10,1%, respectivamente.

Desde la gestora prevén varios trimestres de recesión o crecimiento por debajo de la tendencia, pero su previsión para los próximos 10 o 15 años se mantiene sin cambios en el 2,2%, en tanto que la inflación para ese plazo se sitúa en el 2,6%, frente a los niveles actuales de en torno al 7%.

Normas
Entra en El País para participar