Bebidas

El fondo turco Toksöz paga 1,3 millones de indemnización a los trabajadores de Zumosol

Las partes cierran un acuerdo para poner fin al conflicto en Palma del Río

Trabajadores de Zumosol, en una manifestación en febrero
Trabajadores de Zumosol, en una manifestación en febrero

Fin al conflicto en la antigua fábrica de Zumosol en Palma del Río. Tras más de un año de incertidumbre sobre el futuro de la instalación y de sus 38 trabajadores, el fondo turco propietario de la misma, Toksöz, ha llegado a un acuerdo con estos para abonarles una indemnización total de 1,3 millones de euros como despidos improcedentes, además de comprometerse a abonar más de 260.000 euros en salarios pendientes de pago, algo que deberá hacer antes del 28 de febrero próximo.

Toksöz adquirió los derechos de la marca Zumosol y la fábrica cordobesa de exprimido al grupo Pascual a finales de 2013. Bajo la propiedad del fondo turco, la sociedad que aglutinaba estos activos, Zumos Palma, acumuló pérdidas por más de 80 millones, al menos hasta 2019, último año del que constan cuentas anuales.

El conflicto hoy cerrado comenzó después del verano de 2020, cuando Zumos Palma comunicó a los trabajadores su intención de abandonar la actividad productiva, así como la apertura de un proceso para encontrar un comprador. Este vino acompañado de un primer ERTE consensuado por la plantilla por seis meses, que después fue prorrogado por la empresa por otros seis, de abril a octubre de 2021.

Sin embargo, los trabajadores de la factoría llevaron este segundo expediente ante la justicia, y este mismo verano el Tribunal Supremo les dió la razón: declaró ilegal dicho ERTE y condenó a la empresa a abonar los sueldos íntegros de esos seis meses.

A la conclusión de ese expediente que después sería declarado ilegal, Toksöz comunicó a la plantilla que había encontrado comprador, una empresa llamada Central Andaluza de Gestión y Suministros Plásticos (Cegeplas), a la que pasarían a formar parte los trabajadores. Sin embargo, ese acuerdo se vino abajo unos días después. Un informe de Inspección de Trabajo, dado a conocer por CC OO este verano, apuntaba a que esta transacción fue simulada para, en última instancia, poder despedir a la plantilla sin indemnización alguna.

Tras varios meses de encierro de los trabajadores en la factoría de Palma del Río, el acuerdo dado a conocer hoy supone cerrar todas las acciones judiciales emprendidas por estos. Según ha comunicado CC OO, también "se abre la puerta a que posibles inversores puedan retomar la actividad de la empresa y que las 38 personas que componen la plantilla también puedan iniciar una nueva etapa vital". Además, Toksöz dice reservarse "la posibilidad de emprender acciones legales contra Cegeplas".

Normas
Entra en El País para participar