Especial publicidad

Renting de móviles, la última tecnología que planta cara a las ofertas del Black Friday

El pago por uso de terminales es un hábito que está empezando a hacer ruido en España y según un estudio, el 38% de la población se pasaría a un modelo de renting de móviles. Los jóvenes son los que más abiertos están a probar este servicio flexible y que cubre roturas o robos

Renting de móviles, la última tecnología que planta cara a las ofertas del Black Friday
Getty Images

Muchas personas se sentirían tentadas por hacerse con el nuevo iPhone 14 o el Samsung S22 Ultra, pero no todos (ni acercándose el Black Friday) pueden acceder a estos terminales. Aunque está aún aterrizando en España, existe un camino intermedio: el renting de móviles, que permite disfrutar de este tipo de aparatos pagando una cuota mensual y añade, entre otros, el aliciente de cambiar el teléfono cuando uno quiera o se canse.

En concreto, cualquiera de esos dos modelos supera los mil euros. Una inversión que no puede permitirse la mayoría de la población que, de hecho, suele desembolsar la mitad de dinero (unos 500 euros de media), para comprarse un nuevo móvil. De ahí que el renting se presente como la opción ideal para quienes desean tener entre sus manos los teléfonos más codiciados.

Buena parte de la población española piensa que el precio que tienen los móviles es “excesivamente caro” para que, en poco tiempo, queden devaluados, según este mismo estudio, centrado en conocer los hábitos de consumo de móviles y la penetración que tiene actualmente el renting de estos dispositivos.

Casi la mitad de los españoles destina un presupuesto anual de 500 euros a la renovación del móvil

Este servicio soluciona los problemas que se pueden presentar en el momento en que salen nuevos modelos de móviles y el que tenemos queda anticuado. Gracias a la flexibilidad de este sistema (el pago por uso es una opción mucho más extendida en España en sectores como el entretenimiento, la tecnología en la nube o la automoción), es posible cambiar de teléfono cuando uno quiera sin grandes desembolsos.

Su dinámica es muy similar a la de las plataformas de vídeo por streaming (7 de cada 10 españoles asegura tener contratada alguna), al pagar un precio fijo mensual. A este se le añade, además por la particularidad de estos aparatos, un seguro todo incluido que cubre diversas causas.

Es lo que ya ofrecen compañías como Rentik, cuyas condiciones contemplan desde estrenar un móvil y cambiarlo en cualquier momento, otorgando una flexibilidad total al usuario para que se haga con el modelo que quiera desde los 12 euros mensuales, y siempre asegurado.

Entonces, ¿por qué este hábito de consumo todavía no ha calado en España? Pues porque este tipo de servicio ha llegado hace poco en nuestro país y, de momento, aún los españoles no han descubierto sus ventajas, pero sin duda, la tendencia de pago por uso ha venido para quedarse. Y así sucede ya con otros servicios tecnológicos, como los de almacenamiento en la nube para tus fotos o tus documentos.

¿Lo quieres? Lo tienes

Otra de las ventajas que presenta el servicio de Rentik es que lleva pocos minutos darse de alta de manera online en su página web y, por si fuera poco, también se puede contratar en más de 800 tiendas físicas, entre las que se incluyen las tiendas de Phone House.

Si se contrata a través de su página web, el terminal elegido (totalmente libre, al no estar asociado a ninguna operadora) llega a casa del usuario de manera gratuita en un plazo que oscila las 72 horas hábiles para la Península (en el caso de envíos insulares, hay que sumar tres días más en Baleares y diez, si el lugar de destino es Canarias). Desde que comience su uso, las mensualidades se cargarán en la tarjeta que haya agregado el cliente, con la cuota correspondiente al teléfono seleccionado.

Rentik es tan sencillo que permite incluso la modificación del paquete de renting cuando se quiera. La duración media que tiene un contrato es de dos años, momento en el que lo normal es repetir el proceso de alquiler para elegir un móvil de última generación. Pero también puede ocurrir que la persona decida continuar un poco más con su dispositivo, caso en el que se ampliaría el alquiler otros 12 meses e incluirían un 25% de descuento en las cuotas mensuales. A pesar de sus ventajas, y si por el motivo que sea, una persona decide no renovar el servicio, solo tiene que entregar el teléfono.

No obstante, lo más atractivo para más de la mitad de los españoles es que van a tener otro móvil completamente nuevo si el que están utilizando se rompiese y no tuviera arreglo. En este apartado, el servicio de la compañía incluye un seguro a todo riesgo para una amplia gama de situaciones: robo y hurto, rotura de pantalla, derrame de líquidos, uso fraudulento y daño accidental son solo algunas de ellas.

A menos edad, más renting

Si bien lo más común es que el dispositivo sufra algún desperfecto, el 60% de los encuestados prefiere no arreglar su teléfono y convivir con el daño, debido al coste de las reparaciones o en última instancia, cambiarse a otro si no hay más remedio, una decisión que tienen especialmente clara dos de cada tres jóvenes de 18 a 24 años.

Son ellos también los que se alinean mejor con las premisas sobre las que se asienta el renting de smartphones: una de sus principales razones es tener siempre el último modelo, a un coste que se pueden permitir pagar. Y, en este sentido, el sistema de cuotas mensuales lo posibilita.

Esta vía también se ve como una salida al problema de tener que deshacerse del móvil antiguo, que más de la mitad de los españoles guarda en el cajón, a mucha distancia de quienes lo venden o lo utilizan como método de pago para su siguiente compra.

Y, sobre todo, evitaría que unos aparatos con tal cantidad de componentes contaminantes para el medio ambiente acabasen en la basura.

Normas
Entra en El País para participar