Capital riesgo

Península, HIG, Stirling Square y L Catterton pujan por Sabater

La valoración ronda los 300 millones

Península, HIG, Stirling Square y L Catterton pujan por Sabater

Portobello desafía al parón del capital riesgo. El fondo español ha recibido ya las ofertas, por unos 300 millones, por una de las joyas de la corona de su portfolio, el fabricante de pimentón Sabater. Ha recibido ofertas de cuatro fondos, Península Capital, Stirling Square, HIG y L Catterton, según indican fuentes financieras.

Portobello aprieta el botón de las ventas en sus participadas, con el objetivo de mostrar al mercado su buen hacer para levantar un nuevo fondo el año que viene. Intenta hacer valer a su participada estrella, Sabater. Adquirió el fabricante español de pimentón en 2016 y en estos años ha reposicionado la compañía como fabricante de ingredientes alimenticios y especias, un subsector especialmente apetecible para el private equity.

El fondo que pilotan Ramón Cedeiras, Luis Peñarrocha, Juan Luis Ramírez e Iñigo Sánchez Asiaín han contratado a Natixis para que piloten el proceso de desinversión. El banco lanzó oficialmente el proceso de venta el mes pasado y sus planes pasaban por recibir las ofertas no indicativas ayer. Pero el fondo ha decidido dar más plazo a los fondos interesados y finalmente recibir las ofertas no indicativas en una semana, el próximo jueves 17 de noviembre.

Después transcurrirá en torno a mes y medio para que los postores realicen las labores de due diligence y remitan su puja final. Con las Navidades de por medio, se espera que el final de la subasta se demore hasta 2023.

Por el momento ya se van perfilando los inversores que previsiblemente se batirán el cobre por estas compañías. Se trata de, al menos, cuatro fondos de capital riesgo extranjeros, sin que se descarte alguna oferta de última hora que pueda llegar durante la próxima semana.

Entre los fondos que se postulan como contendientes en la puja está Península Capital, el fondo de private equity que pilota el presidente de Mediaset y expresidente de Endesa, Borja Prado. También el fondo británico Sterling Square, que desembarcó en España el año pasado con la toma del productor de herbicidas SAS, L Catterton, el private equity de LVMH y dueño en España de Goiko Grill, y también HIG, que pilota en España Jaime Bergel.

Resultados

Las pujas por la compañía, con sede en Murcia y 400 empleados, rondarán los 300 millones. Según su último informe financiero, consultado con Insight View, la sociedad Tirsal Spain, bajo la que consolida la compañía, cerró el ejercicio de 2021 por primera vez en beneficio, de 750.000 euros, con el ebitda por encima del 1,5 millones, frente a las pérdidas de casi 4 millones que obtuvo en 2020. Los ingresos, por su parte,subieron un 60%, hasta los 111 millones de euros. La compañía afronta el proceso de venta con 42 millones en deuda financiera neta, que se corresponde con un préstamo sindicado firmado en 2016, con vencimiento en 2025 y por el que paga un 2,75%. La caja asciende a unos cinco millones.

Con más de un siglo de historia a sus espaldas, Sabater resulta especialmente atractivo para los fondos por su fuerte expansión internacional, con presencia en más de 80 países. De acuerdo a sus últimas cuentas, de los 111 millones que ingresó en 2021, el negocio en España representa tan solo un 10%, frente al 30% del resto de países de la UE y el entorno al 60% del resto del mundo.

Portobello espera que esta fuerte presencia internacional blinde la operación, en un momento de dudas entre los fondos, temerosos de la incertidumbre provocada por el alza de la inflación, la guerra de Ucrania y el advenimiento de una recesión. También confía en que la resiliencia del sector agrícola y alimentario a los vaivenes del ciclo blinde la transacción. Prueba del apetito de los fondos por este sector es la venta de Alvinesa al fondo ICG.

 

Normas
Entra en El País para participar